Aerolíneas llevó menos pasajeros y 125 mil probaron dos low cost

114
0
Compartir:

20/01/2019 Perfil – Nota – Economía – Pag. 27 

BALANCE DE LA PRIMERA QUINCENA

MANUEL NIETO

En el verano del dólar a 38 pesos, en el que se espera una afluencia turística interna importante por la devaluación, Aerolíneas Argentinas transportó durante la primera quincena de enero a unos 30 mil pasajeros menos que en el mismo período de 2018 en vuelos de cabotaje. Mientras tanto, fueron 125 mil los viajeros que probaron suerte con las low cost Flybondi y Norwegian Air, que en diciembre pasado ya llegaron a ocupar el 12% de la cuota de mercado.
Esta es la primera temporada con las dos empresas con servicio de bajo costo funcionando, y el impacto sobre la aerolínea de bandera parece sentirse. Entre el 1º y el 17 de enero de 2018, la compañía estatal había llevado 480.837 pasajeros, y en el mismo período de este verano bajó a 453.225, lo que representa una caída del 6%, según expusieron ante PERFIL fuentes oficiales.
En tanto, Flybondi, que tuvo su viaje inaugural el 26 de enero del año pasado, llegó a los 75 mil pasajeros en la primera quincena. Y su competidora directa en el segmento, Norwegian, alcanzó los 50 mil. Entre las dos sumaron a lo largo de 2018 vuelos con más de un millón de personas, una cifra que esperan incrementar esta temporada con la apertura de nuevas rutas y la incorporación de más aviones a sus flotas.
A lo largo de todo el año Aerolíneas Argentinas vio reducirse su cuota del mercado a medida que los nuevos jugadores como las low cost y Avianca iban sumando servicios. En enero de 2018, la empresa estatal junto con Austral concentraban el 73% de la torta, seguidas por el 18% de Latam y apenas un 8% para Andes. En diciembre, según los últimos datos difundidos por la Empresa Argentina de Navegación Aérea, la porción de la compañía nacional era del 62%, con un 18% para Latam, un 8% para Flybondi, un 5% para Andes, otro 5% para Norwegian y el 2% restante para Avianca.
Pero hasta ahora la baja de Aerolíneas no preocupaba a sus autoridades porque solo se reflejaba en gráficos de torta. El dato de la primera quincena de enero hace que también se vea en representaciones de barras. Sin embargo, desde Flybondi aseguran que su objetivo es “expandir el mercado aeronáutico” y que no buscan “ganar participación en el mercado de las aerolíneas tradicionales”. Al menos en el on the record, su estrategia no perjudicaría a la empresa estatal.
“En el primer semestre de 2019 comenzaremos a operar siete nuevas rutas y continuaremos evaluando el mercado con el objetivo de ejecutar nuevas incorporaciones de aeronaves a nuestra flota”, explicó ante PERFIL Andrés Vacarezza, CEO interino de la empresa. No todas son a favor de Flybondi, que tiene a sus aviones con una edad promedio de 15 años (la de Aerolíneas es de siete) y que apenas supera el 60% de puntualidad (Aerolíneas llega al 86%).
Desde Norwegian, en tanto, la explicación es que apuntan a “una combinación de pasajeros que viajan por trabajo con los que lo hacen por placer y de forma eventual”. El objetivo para 2019 sería llegar a una flota de entre 10 y 15 aviones, operando 240 vuelos semanales y transportando a 2 millones de pasajeros.

Autos vs. micros

La posibilidad de cobrar tarifas low cost para los micros de larga distancia dejó como principales perjudicados a los autos. Al menos eso intenta demostrar un estudio de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), que señala que en algunas rutas, como Buenos Aires- Rosario, viajar en coche solo sería conveniente si el gasto de combustible se repartiera entre siete pasajeros. Apenas un ínfimo porcentaje del parque automotor argentino admite esa cantidad de personas a bordo.
El trabajo de la Celadi compara tarifas tradicionales y low cost con el costo de nafta. Ir y volver a Rosario desde la Capital sale 3.700 pesos en auto, 1.360 en un micro común y 500 pesos en uno de bajo costo. La relación es similar con otros destinos como Córdoba o Mendoza. Para ir a Mar del Plata, casi no hay diferencia. 

 

Compartir: