Aerolíneas: Ricardo Cirielli fue reelecto como jefe de los técnicos aeronáuticos

485
0
Compartir:

Ricardo Cirielli renovó su mandato por cuatro años como secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), tras las elecciones internas del gremio.

La Lista Naranja del oficialismo obtuvo 1.303 votos, contra 997 de la oposición, agrupada en la Lista Celeste, con lo cual votó algo más del 50% del padrón habilitado. De esta forma Cirielli continuará como titular del gremio, que encabeza hace 27 años, hasta 2023. El gremio de los técnicos aeronáuticos es, junto con el de los pilotos de APLA, uno de los dos más fuertes de este sector.

«El oficialismo, superó ampliamente su desempeño electoral anterior cuando venció para conducir el período 2015–2019», señaló la conducción de APTA, a través de un comunicado. En la elección anterior, la oposición había ido dividida en dos listas Azul y Violeta. En esta ocasión, la oposición fue a la elección interna unificada en la Lista Celeste, con la convergencia de sectores de la izquierda dura y también de dirigientes apoyados por la conducción moyanista de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), otro importante gremio aeronáutico. Aun así, volvió a imponerse el oficialismo.

El comunicado de APTA agregó que «quedó en evidencia en la presente votación, un importante aumento en el apoyo electoral del Personal Técnico Aeronáutico hacia la Lista Naranja y a la conducción del compañero Ricardo Cirielli. Como también una baja significativa en los avales de los votantes a las 4 agrupaciones opositoras reunidas en la Lista Celeste».

Al frente de APTA desde mediados de los años ’90, Cirielli cobró inusual protagonismo en el frente gremial en 2001, cuando APTA fue el único de los seis gremios aeronáuticos que se negó de manera sistemática a firmar el programa de ajuste que proponía la española Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). En junio de ese año, ante la negativa de APTA, la SEPI retiró el apoyo financiero y Aerolíneas debió pedir su concurso preventivo, tras lo cual el Gobierno español la vendió por el precio de un dólar al grupo Marsans.

Cirielli mantuvo un fuerte protagonismo contra aquella conducción de Marsans, en particular cuando fue subsecretario de Transporte Aerocomercial de Néstor Kirchner. Pero para entonces se habían sumado a la embestida contra Marsans los pilotos de APLA, por entonces apoyados por el jefe de la CGT, Hugo Moyano, y sobre todo el Gobierno nacional, con Ricardo Jaime y el propio Kirchner,

Para julio de 2008, cuando Aerolíneas y Austral fueron expropiadas y pasaron a manos del Estado, Cirielli había sido cesado como funcionario, se había distanciado de Moyano y había cerrado una nueva alianza con la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo. Desde allí, impulsó los primeros paros contra la Aerolíneas estatal manejada por La Cámpora.

En los últimos años, APTA volvió a tener un acercamiento con el gremio de los pilotos, con el cual comparte el colectivo Sindicatos Aeronáuticos Unidos. Sin embargo, no Cirielli no adhirió a los últimos paros aeronáuticos que convocó el gremio que encabeza Pablo Biró. Y tiene un enfrentamiento más abierto con la conducción de la AAA cuyo titular, Juan Pablo Brey, apoyó a la Celeste.

www.minutodecierre.com
Compartir: