APTA/APA/UPSA APOYAN LA DEFENSA DEL TRABAJO ARGENTINO DE PILOTO PRIVADO, COMERCIAL, PLANEADOR E INSTRUCTOR, QUE LLEVAN A CABO LOS SINDICATOS DE APLA Y UALA.

105
0
Compartir:

AMENAZADO POR LAS NUEVAS REGLAMENTACIONES DE LA ANAC Y EL MINISTERIO DE TRANSPORTE

La Administración Nacional de Aviación Civil, ANAC (a cargo de Tomas Insausti), dependiente del Ministerio de Transporte (a cargo de Guillermo Dietrich), han realizado cambios sustanciales en las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil (RAAC), de probada eficacia para garantizar nuestra seguridad aérea y proteger el trabajo argentino, respecto de los requisitos a cumplir para el otorgamiento de licencias de pilotos extranjeros.

Esas modificaciones, fueron realizadas sin tener en cuenta ninguna de las críticas y objeciones que fundadamente presentaron APLA y UALA. Los pilotos extranjeros que querían volar en la Argentina tenían la obligación de rendir un examen teórico y otro de vuelo para que se emita en el país su licencia de piloto. Ahora, la ANAC, puede a discreción obviar esa o cualquier otra prueba de idoneidad. Lo cual flexibiliza a tal grado los requisitos, que transforma en abstracta la normativa

Un peligro adicional para la seguridad aérea Argentina. Y, una amenaza al empleo argentino, sus condiciones laborales y salarios, utilizando la competencia desleal de pilotos extranjeros.

MODIFICACIÓN ANAC: Párrafo (a) 5 En donde dice: “Deberá rendir un examen teórico de conocimientos y un examen de vuelo de pericia al nivel de la Licencia que solicita”, deberá decir: “Deberá rendir un examen teórico de conocimientos y un examen de vuelo de pericia al nivel de la Licencia que solicita, a menos que por las circunstancias del caso pueda establecerse probadamente y con razonable certeza que el solicitante posee la pericia que se requiere para el certificado de idoneidad que solicita ”.ARTÍCULO 2°.-Incorporese el texto que sigue a continuación, en la sección 61.75: de la parte 61, sub parte B 2.14de las RAAC -Párrafo (c) (2) agréguese (iii) el siguiente texto: “La Autoridad Aeronáutica competente podrá dispensar parcialmente y bajo las condiciones particulares que en cada caso se establecieran mediante decisión fundada, el cumplimiento de requisitos atinentes a conocimientos generales, establecidos para la obtención de la licencia solicitada”.

De esta manera, se habilita a que pilotos extranjeros no deban rendir una reválida en la Argentina. Tal cual se les exige a los pilotos argentinos que quieren ir a trabajar al exterior.

Miente el gobierno a la sociedad, cuando dice que es una exigencia del sistema de vigilancia de seguridad operacional regional, que impone regirse por los Reglamentos Aeronáuticos Latinoamericanos (LAR). Ese sistema, propone “adecuar” las normativas de cada país a las latinoamericanas, con la condición de que sean superadoras –emparejando hacia arriba- en cuanto a seguridad operacional. El gobierno de Cambiemos, está cambiando muchísimas normativas RAAC por LAR, emparejando para abajo sus exigencias, o sea, degradando la formación y actuación profesional en todas nuestras actividades aeronáuticas; con el verdadero propósito de abaratarle costos a las compañías aéreas, a cambio de sacrificar seguridad operacional argentina.

Miente el gobierno a la sociedad, cuando ridículamente afirma que los cambios son para beneficiar a los pilotos argentinos que quieran repatriarse (que son una minoría, y nunca han tenido inconveniente en rendir las equivalencias necesarias). O, que los cambios son para habilitar instructores extranjeros, que en toda la historia aeronáutica nacional, jamás tuvieron traba alguna para ejercer su tarea de instrucción a pilotos Argentinos.

La autentica razón, es que las modificaciones fueron realizadas por exigencias de las Low Cost Extranjeras Norwegian, y Fly Bondi. Con el fin de bajar sus costos contratando pilotos extranjeros con menores sueldos y peores condiciones laborales. Así profundizará el dumping contra Aerolíneas Argentinas y Austral, expoliando sus mercados con tarifas depredadoras. Gracias, también, a estar subsidiadas públicamente por Córdoba y Bariloche, subsidios que finalmente termina pagando el Estado nacional o todos los argentinos. Sumados, a que el gobierno de Cambiemos le construyó –sin cargo- el pseudo aeropuerto de Palomar a Fly Bondi para que ahorre un 70% de sus costos; y, le entregó gratis toda el área militar de Aeroparque a Norwegian.

El cambio de normativa que el Ministro Dietrich y el Administrador Insausti dispusieron, en pleno conflicto entre Aerolíneas Argentinas y sus trabajadores, es obviamente para echar nafta al fuego, no para apagarlo. Un ejemplo más, que el gobierno apuesta al enfrentamiento con los gremios aeronáuticos, quienes tienen el deber de defender los derechos de sus representados. Creen que la sociedad es fácil de engañar, y que su cruzada contra el sindicalismo les permitirá ganar las próximas elecciones. Reemplazando los votos que la infernal situación económica que atormenta al pueblo, jamás le dará.

Al gobierno de Cambiemos, nada le importa los pesares de los miles de pasajeros afectados. A los cuales les pedimos sinceras disculpas, por tener que adoptar medidas severas, que no deseamos ni buscamos.

Tampoco le importa al Presidente, su Ministro de Transporte ni a su delegado en la ANAC, el perjuicio causado a las empresas aéreas nacionales, todas atravesando serias crisis de supervivencia. Porque, desde hace tres años, sus políticas solo han beneficiado a las empresas y al trabajo extranjero. Nunca, a las nuestras y el trabajo argentino.

Buenos Aires, diciembre 12 de 2018.

 

Ricardo Cirielli
Secretario General de APTA

Edgardo Llano
Secretario General de APTA

Rubén Fernández
Secretario General de UPSA

Compartir: