Bariloche, Chapelco y Ushuaia fueron los aeropuertos argentinos con mejores niveles de recuperación en 2021

121
0
Compartir:

La crisis sanitaria de COVID-19 continuó dificultando la recuperación de los vuelos a nivel mundial, no obstante los destinos nacionales han tomado gran protagonismo. En el reporte anual presentado ayer por IATA se muestra que a nivel global la demanda doméstica (en RPK) ya se ha recuperado un 72% a nivel mundial mientras que el segmento internacional lo hizo apenas un 25%.

Argentina, con matices, no fue la excepción, en donde progresivamente fueron sumándose frecuencias, siendo los principales destinos turísticos los que acapararon la mayor demanda.

Según el informe preliminar de ANAC Argentina, el mercado argentino (internacional + cabotaje) recuperó el 26,68% del movimiento de pasajeros durante el 2021 al transportar 8.126.257 viajeros versus los 30.449.387 en 2019.

Dentro de este contexto, los aeropuertos de San Carlos de Bariloche, San Martin de los Andes y Ushuaia han superado el 50% de la recuperación con respecto a la prepandemia. San Fernando es otro aeropuerto con buenos índices de recuperación, ostentando números de crecimiento positivos, pero dado su perfil de aviación privada es por motivos que merecen un análisis aparte.

San Martin de los Andes (CPC)

Sorpresivamente, la ciudad superó los niveles pre-pandemia en el cuarto trimestre de 2021 siendo el segundo aeropuerto con mejor performance de crecimiento, y cerrando el año con 112.622 pasajeros transportados, una recuperación del 77,93% con respecto a 2019.

Aerolíneas

La crisis sanitaria de COVID-19 continuó dificultando la recuperación de los vuelos a nivel mundial, no obstante los destinos nacionales han tomado gran protagonismo. En el reporte anual presentado ayer por IATA se muestra que a nivel global la demanda doméstica (en RPK) ya se ha recuperado un 72% a nivel mundial mientras que el segmento internacional lo hizo apenas un 25%.

Argentina, con matices, no fue la excepción, en donde progresivamente fueron sumándose frecuencias, siendo los principales destinos turísticos los que acapararon la mayor demanda.

Según el informe preliminar de ANAC Argentina, el mercado argentino (internacional + cabotaje) recuperó el 26,68% del movimiento de pasajeros durante el 2021 al transportar 8.126.257 viajeros versus los 30.449.387 en 2019.

Dentro de este contexto, los aeropuertos de San Carlos de Bariloche, San Martin de los Andes y Ushuaia han superado el 50% de la recuperación con respecto a la prepandemia. San Fernando es otro aeropuerto con buenos índices de recuperación, ostentando números de crecimiento positivos, pero dado su perfil de aviación privada es por motivos que merecen un análisis aparte.

San Martin de los Andes (CPC)

Sorpresivamente, la ciudad superó los niveles pre-pandemia en el cuarto trimestre de 2021 siendo el segundo aeropuerto con mejor performance de crecimiento, y cerrando el año con 112.622 pasajeros transportados, una recuperación del 77,93% con respecto a 2019.

Aerolíneas Argentinas es la única compañía que opera en la ciudad, y actualmente cuenta con 12 vuelos semanales desde Buenos Aires, alcanzando las frecuencias que contaba previo a la pandemia. La novedad es que durante la temporada de invierno recuperó la conexión con Córdoba y sumó un servicio directo con Rosario.

Según datos obtenidos a través de Cirium, durante el 2022 volverá el enlace a Córdoba y Rosario, entre julio y agosto, pasando de uno a cinco vuelos semanales; y 16 vuelos a la semana a Buenos Aires.

San Carlos de Bariloche

Como uno de los principales destinos turísticos argentinos, Bariloche recuperó el 60,14% de los pasajeros en 2021, al movilizar 1.113.554 pasajeros, lo cual lo ubica como el tercer aeropuertos más importante en cuanto a movimiento de pasajeros dejando atrás a Córdoba y Mendoza.

Se observa que en los dos últimos meses ha superado los niveles pre-covidDurante el 2021 contó con operaciones de Aerolíneas Argentinas a Buenos Aires/Aeroparque (AEP), Buenos Aires/Ezeiza (EZE), Córdoba (COR), Mendoza (MDZ) y Rosario (ROS) de manera regular. Luego, se sumó El Calafate (FTE) con posterior continuación a Ushuaia (USH) desde noviembre. La compañía estatal debió programar un vuelo diario con Airbus A330 para aprovechar la buena demanda que presentaba el enlace.

Por otro lado, Flybondi ofrece vuelos a Buenos Aires (AEP) y Córdoba (COR); y JetSMART a Buenos Aires (AEP), Mendoza (MDZ) y Córdoba (COR).

LADE recobró cierto nivel de protagonismo durante el 2021, operando con aeronaves Saab 340 desde Comodoro Rivadavia a Bariloche previa escala en Trelew o Rio Mayo y Esquel. Además, hasta diciembre operó un vuelo desde Buenos Aires con escalas en Bahía Blanca y Puerto Madryn con Fokker F-28, el cual pudimos realizar en Aviacionline y pueden ver en este reporte:

Para 2022 las dos low-cost han sumado frecuencias. A su vez, Aerolíneas Argentinas volvió a contar con un servicio directo con Viedma (VDM). LADE por otro lado eliminó la escala en Puerto Madryn y sumó Mar del Plata para esta temporada de verano.

Ushuaia

La ciudad más austral del mundo tuvo complicaciones al inicio para recuperar turistas, dado que era una de las pocas regiones de Argentina que se mantuvo con duras restricciones sanitarias. El año cerró con una recuperación del 55,17% al movilizarse 513.111 viajeros, ubicándolo como el sexto aeropuerto más importante.

Se observa que entre abril y mayo recupero los niveles pre-covid, pero las restricciones sanitarias posteriores provoco una severa caída.JetSMART desembarcó en Ushuaia con vuelos desde Buenos Aires (las cuales habían comenzado a fines de 2019), además LADE incrementó sus operaciones con destino a Comodoro Rivadavia (CRD), Río Gallegos (RGL), Río Grande (RGA) y El Calafate (FTE). Aerolíneas Argentinas logró recuperar su conexión a Córdoba (COR) y El Calafate, y a su vez programó un servicio diario con el Airbus A330 en los últimos cuatro meses del 2021.

En 2022 se sumó Flybondi y JetSMART incrementó a 6 vuelos semanales sus operaciones. Aerolíneas Argentinas por su parte mantendrá sus servicios a El Calafate todo el año, aunque mantiene suspendidos indefinidamente los servicios a Trelew (REL), Bahía Blanca (BHI) y Mar del Plata (MDQ)

Se observa que en la segunda mitad del 2021 se ha incrementado notoriamente el movimiento de pasajeros, y algunos aeropuertos ya superaron los niveles de 2019. Otros destinos que experimentaron buenos índices de recuperación fueron El Calafate, San Juan, Trelew, Corrientes, Santiago del Estero, San Rafael y Posadas, todos con cifras de entre 40% y 50%.

El factor de contar con cuatro aerolíneas menos (LATAM, Andes, Avianca Argentina y Norwegian) podría provocar un estancamiento de la recuperación en 2022, que para enero se encuentra en torno al 60%. Más allá de que Flybondi y JetSMART anunciaran un crecimiento de sus operaciones, todavía están lejos de poder compensar la oferta de esas cuatro aerolíneas. Aerolíneas Argentinas por su parte posee dos Boeing 737-800 menos que en 2019.

No obstante, el viajero continua seleccionando destinos nacionales mientras los costos de boletos al exterior se mantienen poco asequible para los devaluados salarios en pesos argentinos y la incertidumbre de las restricciones se mantengan. Se estudia que el programa Previaje, que en parte ayudó a reflotar el turismo argentino, se mantenga en la temporada baja post-semana santa.

Fuente: aviacionline.com
Compartir: