Comenzó la desregulación del transporte comercial aéreo

46
0
Compartir:

11/07/2024 Los Andes (Mendoza) – Nota –   – Pag. 9

El Gobierno Nacional pone en marcha un paquete de reformas que permitirán modernizar y desburocratizar el sector aéreo». La iniciativa quedó plasmada en el Decreto 599/2024 publicado este miércoles en el Boletín Oficial, La iniciativa reglamenta el acceso a los mercados aerocomerciales, se habilita el ingreso de nuevos operadores, se transparenta el modo en el que se asignan las posiciones y horarios de vuelo a las aerolíneas y optimiza los servicios en los aeropuertos.

Además, permite digitalizar trámites, desregular los servicios de rampa en los aeropuertos y agilizar los procesos para el otorgamiento de rutas.

Y habilita a quienes tengan pequeñas aeronaves «a ejercer una industria lícita sin la burocracia actual que les exige los mismos requisitos de una gran línea aérea».

Eso significa que ciudades intermedias del interior del país, que hoy no tienen vuelos directos, accedan a una mayor conectividad.
Todas estas medidas forman parte de la reglamentación del DNU 70 de diciembre de 2023. «La reforma del código aeronáutico reglamenta los acuerdos entre empresas en los que deciden cooperar para conectar sus operaciones, compartir horarios de vuelo, rutas, recursos, conexión de vuelos, entre otros puntos. Se liberan trabas innecesarias, se impulsa la conectividad regional y global del país y las provincias y se consolidan los principios de libre acceso a los mercados, la lealtad comercial, la desregulación tarifaria, el resguardo de la seguridad operacional, entre otros», explicaron.

«El objetivo final del paquete de reformas es que el país tenga mayor conectividad», sintetizaron. Y agregaron: «Más frecuencias y nuevas empresas aéreas. Esto generará un mayor flujo de turismo en las provincias argentinas, con tarifas más competitivas».

También se promueven las inversiones necesarias para el sector y «para fortalecer la seguridad operacional».
El decreto lleva las firmas del presidente, Javier Milei, del jefe de Gabinete, Guillermo Francos y del ministro de Economía, Luis Caputo. El Gobierno señaló que la reforma del Código Aeronáutico se aplicará teniendo en cuenta los estándares internacionales en materia de comercio de bienes y servicios, «procurando armonizar el régimen interno, hasta donde sea posible, con los de los demás países del MERCOSUR u otras organizaciones internacionales».

«Cielos abiertos y desregulación del transporte aéreo, una nueva realidad», indicó el martes a la noche el vocero presidencial, Manuel Adorni, previo a la oficialización del decreto 599.

En los hechos, no le genera una competencia feroz ni grandes recortes a Aerolíneas Argentinas. Pero avanza con la política de tratar con la misma vara a todas las empresas, sean estatales o privadas, así como de capitales locales o extranjeros.

De concretarse esas remociones, una consecuencia de corto plazo sería la ampliación de la flota de las dos aerolíneas «low cost» que operan en el país: Flybondi traería otros cinco aviones (hoy tiene 15) y JetSmart otros seis para sumar a su flota local de ocho equipos, si bien en este caso serían bajo la modalidad «interchange» (con matrícula de Chile).

El decreto de este martes fue generado a partir de una serie de consultas con empresas y especialistas que se prolongó por seis meses. El ministro Federico Sturzenegger, por entonces funcionario sin cartera, ofició como coordinador. La aplicación de las medidas corrió por cuenta de la Secretaría de Simplificación del Estado y del subsecretario de Transporte Aéreo, Hernán Gómez, uno de los pocos abogados especializados en el tema (no llegan a la veintena) que hay en el país.

La norma se divide en tres secciones de las cuales la primera es un nuevo reglamento que establece la política de «cielos abiertos» del gobierno de Javier Milei: enumera los mecanismos de autorización para las nuevas líneas aéreas y también para servicios de rampa, que se limitan a los requisitos de idoneidad técnico-financiera y de constitución legal en el país para obtener el Certificado Digital de Explotador de Servicios Aéreos (CESA).

También hace más ágil el otorgamiento de nuevas rutas, ya que Transporte Aéreo deberá expedirse por el pedido que realice cada aerolínea dentro de los 30 días de hecha la presentación.

Un dato importante es que el reglamento desregula los servicios aeroportuarios de rampas, un monopolio que tiene la empresa estatal Intercargo desde los años ’70. La norma no menciona a Intercargo, sino que directamente dice que para cualquier empresa que se presente «estará sujeto al requisito de una presentación previa ante la autoridad competente, quien deberá expedirse sobre el cumplimiento de las pautas».

Entre las novedades de la nueva reglamentación está que la subsecretaría de Transporte Aéreo regulará una nueva normativa para aviones chicos, de hasta 19 plazas, para que tengan un «procedimiento simplificado de autorización para el transporte no regular» y de esa manera poder prestar servicios aéreos hacia ciudades de pocos habitantes sin tener grandes costos de «estructura».

En otra sección, el decreto 599 liberaliza también los acuerdos de «código compartido» entre las aerolíneas.
Exige que se informe a la autoridad con la debida anticipación, pero quedó eliminado el requisito de «autorización previa» para poder aplicar esos acuerdos.

Y la parte con mayor cantidad de artículos de la norma es la destinada al «Régimen de capacidad y/o frecuencias para los servicios aéreos».
La norma se refiere a los aeropuertos en general.

Compartir: