Distinguieron a Veteranos de Guerra de Malvinas de la Armada en el Senado de la Nación

57
0
Compartir:

12/04/2022 Argentina.gob.ar – Nota

Recibieron diplomas de honor quienes prestaron servicios en las Fuerzas Armadas y en la Gendarmería Nacional durante el Conflicto del Atlántico Sur.

Buenos Aires- En el Salón de las Provincias del Honorable Congreso de la Nación, el pasado viernes se llevó a cabo la ceremonia de entrega de Diplomas de Honor del Senado de la Nación a diez Veteranos de la Guerra de Malvinas, entre ellos, tres de la Armada Argentina.

Del acto, realizado por iniciativa del senador por La Rioja y Vicepresidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Alta, Julio Martínez, participaron el Ministro de Defensa, Jorge Taiana; el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Teniente General Juan Martin Paleo; los Jefes del Estado Mayor General del Ejército, General de División Guillermo Olegario Pereda; de la Armada, Almirante Julio Horacio Guardia; y de la Fuerza Aérea, Brigadier General Xavier Isaac. Asimismo, estuvieron presentes senadores nacionales; el ex Ministro de Defensa, doctor Horacio Jaunarena; el Director General de Personal de Gendarmería Nacional Argentina, Comandante General Guillermo Oscar Danielli y representantes de la Dirección Nacional de Malvinas e Islas del Atlántico Sur.

Tras entornarse las estrofas del Himno Nacional Argentino, el senador Julio Martínez expresó:
“Hemos tenido durante estos cuarenta años distintas interpretaciones de la forma, de la medida, de la decisión que aquel Gobierno había tomado para dirimir este conflicto”, pero “es el valor, la decisión, el coraje y el profesionalismo de nuestros Veteranos de Guerra y de nuestros héroes de Malvinas lo que queda fuera de toda discusión”.

El legislador señaló que “la cuestión Malvinas es una cuestión de Estado” abordada por todos los gobiernos, teniendo su base en la Constitución y en la presencia en las Naciones Unidas en donde se logró que la Asamblea General adoptara en 1965 “una de las herramientas más fuertes que ha sido la Resolución 2065”, a través de la cual se reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido, y se invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia.

Otro hito importante que remarcó fue la aprobación por unanimidad de la inclusión de la ratificación de la legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares en la reforma de la Constitución Nacional de 1994. Asimismo, mencionó que en el 2000 se aprobó por ley y “por unanimidad” la declaración del 2 de abril como el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, como uno de los pasos importantes respecto a “las deudas que se tenían con nuestros Veteranos, con nuestros héroes y con sus familias”.
Se refirió a la asistencia, a lo largo de los años, al Comité de Descolonización de Naciones Unidas, donde se lograron dictámenes favorables; y la identificación de los cuerpos del cementerio de Darwin con un destacado papel de la Cruz Roja y del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Para finalizar, el Senador Martínez expresó: “Tenemos fe en que vamos a recuperar las islas. Que tarde o temprano las Malvinas, que son argentinas, vuelvan a nuestro territorio”.
Luego dio inicio la entrega de los Diplomas de Honor. En primer lugar se otorgó la distinción a tres Veteranos de Malvinas pertenecientes al Ejército Argentino: los Coroneles (RE) VGM Daniel Esteban y Horacio Sánchez Mariño, y el Soldado Conscripto VGM Oscar Poltronieri.
Después fue el turno de los Veteranos de Guerra de la Armada. El primero en recibir el diploma fue el Contraalmirante VGM (RE) Carlos Castro Madero quien, siendo Guardiamarina, fue uno de los 1093 tripulantes del crucero ARA “General Belgrano” cuando fue hundido por dos torpedos disparados desde el submarino nuclear británico HMS “Conqueror”, ocasionando la muerte de 323 marinos.

La balsa en la cual naufragó se fue deslizando hacia proa y, al impactar contra los hierros retorcidos, todos sus ocupantes cayeron al agua. Él fue el primero en alcanzar a nado una nueva balsa y ayudó a que todos sus camaradas pudieran abordarla, ascendiendo en último lugar.

“Mantener la memoria de la gesta de Malvinas es el mejor homenaje que nos pueden hacer a los que combatimos, pero especialmente a aquellos 649 que dieron lo máximo que se puede pedir que es la vida por la Patria. A los familiares, que todos los días deben convivir con la ausencia de un ser querido, de esta manera les estamos diciendo que su entrega no ha sido en vano y que por siempre perdurará el agradecimiento y el reconocimiento de todos los argentinos”, expresó tras recibir su diploma.

El segundo marino homenajeado fue el Capitán de Navío VGM (RE) Roberto Augusto Ulloa. Durante el conflicto armado, siendo Guardiamarina, estaba a cargo del Detall General y era ayudante del Jefe de Navegación del destructor ARA “Bouchard” cuando el buque recibió uno de los tres torpedos disparados por el HMS “Conqueror” que no llegó a estallar. Terminadas las maniobras evasivas, el ARA “Bouchard” se dedicó al rescate de los náufragos del crucero. El entonces Guardiamarina Ulloa tuvo una heroica actuación en el rescate de los 770 sobrevivientes del “Belgrano”.

Durante sus palabras agradeció “el honor” de recibir el diploma, en su nombre y en el de “los valientes del ‘Bouchard’» con quienes tuvo “el privilegio de combatir en Malvinas”.
“Lo recibo honrando a los 649 combatientes que quedaron en las islas y en el mar”, expresó.
A modo de reflexión dijo: “Quizás lo único que nos falta a los argentinos es lo que más nos une: las Islas Malvinas. Ojalá que ese símbolo increíble sirva para construir la mejor Argentina posible”.

El último representante de la Armada en ser galardonado fue el Suboficial Mayor IM VGM (RE) Carlos Jorge Sini, integrante del Batallón de Infantería de Marina Nº5 (BIM5), reconocido por sus compañeros por su valentía en el combate, induciendo con su valor personal a combatir a un enemigo varias veces superior; ocasionándole numerosas bajas humanas y materiales.

El BIM5 se destacó por su heroico y aguerrido comportamiento en la batalla por el Monte Tumbledown, provocando numerosas bajas al batallón de guardias escoceses, galeses y gurkas que atacaron esas posiciones; además apoyó con su capacidad de fuego a incursiones de Comandos argentinos y a sus camaradas del Regimiento 7 en la batalla de Monte Longdon, averiando a –por lo menos– dos cazabombarderos Harrier con fuego de armas livianas, combatiendo aún después de la rendición formal hasta agotar la munición. Esta unidad, elogiada por los británicos, fue la última en rendirse y abandonar las islas.

“La causa Malvinas es una causa argentina”, manifestó el Suboficial Mayor Sini y añadió que es una “responsabilidad de todos” seguir esa causa.
“Los verdaderos héroes no son los que volvimos, son los que quedaron allá en las islas. A ellos nos debemos y por ellos debemos seguir bregando por Malvinas, para que en un tiempo no lejano vuelva a ondear nuestro pabellón nacional en las islas”, sentenció.

Posteriormente recibieron sus diplomas representantes de la Fuerza Aérea Argentina: los brigadieres Ernesto Rubén Ureta y Norberto Rubén Dimeglio, y el Suboficial Mayor Mario Rodríguez. Finalmente fue el turno del Comandante General José Ricardo Spadaro, de Gendarmería Nacional Argentina, Jefe del Escuadrón “Alacrán”.

Como cierre del acto, el Ministro de Defensa Taiana manifestó:
“Esta ceremonia de homenaje y de reconocimiento que hace el Senado a diez Veteranos es un homenaje también a todos los Veteranos y, por supuesto, a los caídos; porque lucharon con valor por la Patria y dieron todo”.
Aclaró que la lucha no había comenzado en 1982 sino que “es una lucha larga del pueblo argentino que comenzó cuando una potencia extranjera ocupó ilegalmente nuestras Islas Malvinas el 3 de enero de 1833, echó a la población local y, desde entonces, usurpa las islas, sus riquezas, renovales y no renovables; y busca, desde esa posición de poder, desconocer lo resuelto por las Naciones Unidas en la resolución 2065, lo establecido en el Comité de Descolonización”.
“No solo las Malvinas tienen una política de Estado” por la cual “todos reconocemos que son argentinas y hacemos un esfuerzo por recuperarlas” sino que también “es una política de Estado Nacional el reconstruir la capacidad de elementos y material de las Fuerzas”, precisó el titular de la cartera de Defensa.

“La proyección sobre la Antártida es una de las razones de la persistencia británica en mantener esa usurpación ilegal” ante lo cual agregó: “Nosotros lo sabemos y por eso tenemos que tener una Argentina que mire al sur, que mire al Atlántico”.
“Estoy convencido que estos 40 años están vivificando la causa de Malvinas, están transmitiéndosela a otra nueva generación”, dijo, y destacó la necesidad de “fortalecer ese sentimiento patriótico” ya que “sin patriotismo no habrá recuperación de Malvinas. Sin el reconocimiento de los Veteranos y de su lucha es difícil que tengamos éxito; pero lo vamos a tener porque ustedes están no solo en la memoria, están presentes en los esfuerzos de todos y todas las compatriotas”, sentenció.

Para finalizar la ceremonia se entonaron en el Palacio Legislativo las estrofas de la Marcha de Malvinas.

Compartir: