El final menos pensado: en plena recuperación, las aerolíneas de EE.UU. no logran cubrir la demanda

279
0
Compartir:
Un dicho popular reza que «cada vez que se cierra una puerta se abre una ventana». Para la industria aérea, tras la explosión de la pandemia de COVID-19 allá por marzo de 2020, todas eran puertas cerradas. A medida que los países del mundo blindaron sus fronteras, la industria sufrió la peor crisis de su historia. Decenas de aerolíneas cesaron operaciones, cientos las redujeron al mínimo, y miles de empleos se perdieron. Se cerró la puerta pero por ninguna ventana entró luz.

El año pasado, para intentar sobrevivir, las aerolíneas dejaron en tierra una porción importante de sus flotas. Hubo despidos, suspensiones y retiros voluntarios de personal. También se vendieron activos, se tomó deuda o se recurrió a ayudas del gobierno. Se hizo lo que sea necesario para sobrevivir.

Adelantando a junio de 2021, la historia dio un giro de 180 grados.

Ahora, la etapa de aguantar empezó a quedar atrás, y un nuevo problema, impensado hace solo unos meses atrás, empieza a asomarse: la demanda está superando ampliamente a la oferta y las aerolíneas no pueden movilizar sus estructuras con la rapidez suficiente para equipararlas.

Los números de la Transportation Security Administration (TSA) son clara muestra de la velocidad y contundencia de la recuperación.

El problema principal es la compleja red de actores que se debe movilizar para volcar al mercado la capacidad de transporte.

Cada avión preservado requiere hasta 1000 horas-hombre de trabajo para volver a ser aeronavegable. Los pilotos suspendidos probablemente hayan perdido su currency, que se mantiene al realizar 3 despegues y aterrizajes en un lapso de 90 días, por lo que deberán realizar una visita al simulador antes de ser liberados a línea. Y todo esto sin empezar a contemplar el problema que significa tener que contratar nuevamente al personal despedido, o intentar adquirir aviones para reemplazar a los vendidos, o recuperar slots de aeropuertos y un largo número de etcéteras… se observan con estos pequeños ejemplos la complejidad de la situación y lo que el manejo de una compañía aérea implica desde un punto de vista logístico.

American Airlines suspenderá vuelos para afrontar la falta de capacidad operativa

Todo lo anunciado anteriormente llevó a American Airlines a informar que cancelaría alrededor del 1% de sus vuelos de julio. Con esto busca atender un repunte sorpresa en la demanda de viajes, en un momento en que la aerolínea lucha con cuestiones climáticas sin precedentes y escasez de mano de obra en algunos de sus hubs.

«Estos cambios en nuestros vuelos ayudarán a asegurar que podamos cuidar a nuestros clientes y a los miembros de nuestro equipo», dijo la compañía a Reuters en un comunicado. Agregó también que «las cancelaciones tendrán como objetivo impactar al menor número de clientes posible, ya que se darán en rutas donde poseemos múltiples opciones de reubicación».

En otro tono de noticias, American expresó el lunes que tiene la intención de reanudar la contratación de pilotos este otoño. Buscará incorporar aproximadamente 300 nuevos pilotos antes de fin de año, y duplicar ese número en 2022.

Explosión en la demanda de personal

Delta

Delta Air Lines, una de las tres compañías más grandes de EE.UU., anunció que apunta a contratar más de 1.000 pilotos para el próximo verano. Asimismo, varias otras aerolíneas estadounidenses han dicho también que planean contratar más pilotos y más personal.

Delta espera que el volumen de viajes turísticos en EE. UU. vuelva este mes a los niveles anteriores a la pandemia. Además se observa cada vez más demanda de viajes de negocios, anunció el jefe de operaciones John Laughter en un memorando compartido por Reuters.

Luego de sufrir pérdidas en 2020, Delta dijo que espera en la segunda mitad de 2021 terminar el trimestre con ganancias. «El hecho de que esperemos registrar una ganancia en junio, solo 15 meses después de la caída más pronunciada en la historia de la aviación, es notable», dijo Laughter en su nota.

Sin embargo, mostró cautela sobre el momento para reconstruir su red internacional. Pese a ello, Laughter citó «aperturas en mercados como España, Francia, Italia y Grecia» como un signo de esperanza futura. La aerolínea anticipa que prevé que las restricciones para viajes internacionales comiencen a caer con fuerza en la segunda mitad de 2021.

Aerolíneas suroeste

Alrededor de 500 pilotos de la nómina de Southwest aún se encuentran con licencia voluntaria. Pese a esto, la aerolínea expresó el lunes que «anticipa contratar primeros oficiales» a finales de este año en búsqueda de fortalecer su operaciones en 2022, y hacer frente a las entregas programadas de aviones.

aerolíneas Unidas

United Airlines apunta a comenzar el proceso de contratación para 300 nuevas posiciones de pilotos en las próximas semanas Sin embargo, esto dependerá «hasta cierto punto de la velocidad a la que nos recuperemos de la pandemia», dijo un vocero de la compañía. En términos más generales, United apunta a contratar a unos 10.000 pilotos para 2030, agregó su portavoz Charles Hobart.

Fuente: aviacionline.com

Compartir: