El Gobierno neerlandés acepta el plan y desbloquea la ayuda estatal a KLM

328
0
Compartir:

04/11/2020 Clarin.com – Agencias – Cable

La Haya, 4 nov (EFE).- El Gobierno neerlandés ha decidido desbloquear los 3.400 millones de euros (3.970 millones de dólares) de ayuda estatal prometida a la aerolínea KLM, que logró el martes el compromiso de los sindicatos para aplicar recortes salariales durante cinco años, en lugar de los iniciales dos años, como parte del plan de reestructuración exigido por La Haya a cambio del apoyo.

En un comunicado, el Ministerio de Finanzas confirmó que acepta el actual plan de recortes «que ayudará a la aerolínea a lograr una reducción de costes del 15 % en los próximos años», después de rechazar el pasado sábado la primera versión en la que el personal solo aceptaba recortes hasta 2022. KLM puede solicitar desde este mismo miércoles la parte restante del paquete de préstamos de 3.400 millones de euros que el Gobierno y los bancos pusieron a su disposición el pasado verano, cuando se anunciaron los primeros datos sobre el efecto de la pandemia de coronavirus, que ha dejado a la compañía en números negativos. La ayuda consiste en un aval de préstamos bancarios de hasta 2.400 millones de euros (2.802 millones de dólares) y un préstamo directo por parte del Estado de 1.000 millones de euros. Este verano se había transferido a la aerolínea una parte de dinero, 277 millones de euros (323 millones de dólares), y podía pedir un préstamo bancario, con garantía estatal, de hasta 665 millones, pero el resto de la ayuda dependía directamente de un plan presentado con el respaldo de los ocho sindicatos implicados. El Gobierno recordó la importancia de KLM «para la red internacional» del Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, y subrayó haber exigido varias condiciones para otorgar los préstamos, entre ellas acordar reducciones salariales de hasta el 20 % con el personal «basándose en el principio de que los hombros más fuertes soportan las cargas más pesadas».

UN NUEVO PAQUETE DE AYUDAS Además, el plan recoge compromisos en las áreas de sostenibilidad y habitabilidad, lo que incluye una reducción del número de vuelos nocturnos y una reducción de las emisiones de CO2 por pasajero en un 50 % en 2030, en comparación con 2005. Según datos publicados la semana pasada, las pérdidas más abultadas sufridas por las aerolíneas europeas fueron las del grupo franco-neerlandés Air France-KLM, que se dejó en los nueve primeros meses del año 6.078 millones de euros (7.097 millones de dólares), frente al beneficio de 135 millones de euros (157,6 millones de dólares) en ese periodo de 2019. Con estas cifras en la mano, y tras aceptar el plan de reestructuración de KLM, el ministro de Finanzas, Wopke Hoekstra, consideró que «ahora se puede mirar hacia delante», aunque alertó de que «los escenarios en este momento son tan extremos que tampoco se puede descartar nada en esta cuestión, en el futuro habrá que determinar si este apoyo es suficiente» o si la aerolínea volverá a necesitar un nuevo paquete de ayudas. París ha otorgado a la filial francesa una ayuda de 7.000 millones de euros (8.173 millones de dólares), lo que supone una inyección total al grupo de más de 10.000 millones de euros (11.676 millones de dólares) entre Países Bajos y Francia para salvar a una de las mayores aerolíneas del mundo.

Compartir: