El manejo de las empresas del Estado quedarán bajo la órbita de Francos y no se descartan más despidos

93
0
Compartir:

04/06/2024 TN.com.ar – Nota

Ignacio Salerno

La mesa chica del Ejecutivo quiere que las privatizaciones queden dentro de la jefatura de gabinete, pero que estén manejadas por un perfil técnico, de forma que su ejecución dependa más del vicejefe, José “Cochi” Rolandi.

El Gobierno analiza que el nuevo jefe de Gabinete, Guillermo Francos, se quede con el manejo de las empresas públicas. Se trata de la secretaría de Empresas y Sociedades del Estado. La encabeza Mauricio González Botto, que respondía al extitular de los ministros Nicolás Posse.

Según pudo saber TN , la mesa chica del Ejecutivo quiere que las privatizaciones queden bajo la órbita de jefatura de Gabinete, pero que estén manejadas por un perfil técnico, de forma que su ejecución dependa más del vicejefe, José “Cochi” Rolandi, y de la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzabal.

Lo que no tienen definido es si seguirá a cargo el actual titular de la secretaría o si desembarcará un dirigente técnico del riñón de Javier Milei. Botto todavía no renunció y continúa en funciones, a la espera de la directiva de Francos.

En la Casa Rosada circula la versión de que Posse le pidió que no deje vacante el área para que haga una transición ordenada o se quede en caso de que se lo propongan sus nuevos jefes.

En el Gobierno descartan que el expresidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, absorba la secretaría de Empresas y Sociedades del Estado dentro de su nueva estructura. “Va a estar en otras cosas. La idea es que impulse reformas y desregulaciones”, expresó a TN un funcionario.

Aseguran que lo más probable es que el autor del DNU 70/2023 se quede con el manejo de las secretarías de Transformación del Estado y de la Función Pública y de Simplificación del Estado. Quieren darle los recursos para que realice la reforma de la estructura estatal.

La línea que bajó Javier Milei sobre Francos es que tenga más responsabilidades políticas y menos administrativas. Es por eso que aunque queden las empresas públicas bajo su órbita, no se encargaría de la ejecución directa de las privatizaciones.

En la Casa Rosada se habló también de la posibilidad de que algunas de las empresas vuelvan a sus ministerios de origen, pero se descartó a nivel general porque terminaría concentrando la mayoría el Ministerio de Economía, que preside Luis “Toto” Caputo.

Lo que está evaluando el Ejecutivo es si echa a los directores de las empresas públicas que designó Posse. “Están todos bajo análisis. Hay que definir si están alineados y si quieren avanzar con las reducciones en el tiempo que nos interesa”, expresó a TN un funcionario.

Ponen la mira también en el tratamiento de la Ley Bases y el paquete fiscal en el Senado, que se espera que sea el 12 de junio. En Balcarce 50 cuentan con que tienen los votos para la sanción en general de los proyectos, pero no dan por sentadas las adhesiones en el articulado.

Las empresas que quedaron en el dictamen final son Aerolíneas Argentinas, Energía Argentina, Radio y Televisión Argentina, Intercargo, Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA), Correo Argentino, Belgrano Cargas, Sociedad Operadora Ferroviaria (SOFSE) y Corredores Viales.

El Gobierno está intentando ejecutar un “saneamiento” de estas a través de una reducción de personal mediante ofrecimientos de retiros voluntarios. Amenaza además con desfinanciarlas en caso de que no pasen la votación en el Senado. El Correo solo recibió $91.372 millones y Aerolíneas Argentinas, $40.500 millones en 2024.

Compartir: