El tráfico de pasajeros aéreos en el país caerá 65% en 2020

162
0
Compartir:

12/08/2020 BAE – Nota – Negocios – Pag. 11

El año pasado se movilizaron 46,5 M de personas.

La pandemia está golpeando duro no solo a las líneas aéreas sino también a los administradores de las terminales. Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000), concesionaria de gran parte de las pistas de aterrizaje y despegue en el país, sufrirá este año una caída de 65% en el volumen de pasajeros respecto del registro de 2019, pero se espera “un repunte importante para 2021”, si bien recién se retornará a los niveles previos a la pandemia en 2025, estimó la calificadora de riesgos FixScr.

Durante 2019, los 47 aeropuertos argentinos movilizaron 46,5 millones de pasajeros, cifra 7,2% superior a la de 2018. De ese total, 32,11 millones fueron viajeros domésticos, marcando un crecimiento del 13,1% frente al año anterior.
El mercado internacional, por su parte, registró una caída del 3,9%, con 14,4 millones de pasajeros.

La agencia, filial en Argentina de la global FitchRatings, planteó ese escenario base en su último informe de calificación, en el que le asigna a la empresa una “perspectiva negativa”.

El análisis refl eja “la expectativa de fuerte caída en el tráfico para lo que resta de 2020 en relación con la pandemia, la incertidumbre sobre su duración y sus efectos en el volumen de pasajeros en los próximos años, principal riesgo que afecta la flexibilidad financiera”.

Adicionalmente, la posición de AA2000 en el corto plazo “se vería afectada por la incertidumbre macroeconómica local e internacional”.

El informe recuerda que la compañía (controlada por Corporación América) concentra el 91,6% del flujo de pasajeros con las 35 terminales que gerencia directamente.

El tráfico de pasajeros experimentó un crecimiento estable que promedió el 9,1% anual en los últimos cuatro años, con el desarrollo del mercado de cabotaje “de la mano de una mayor oferta de destinos y frecuencias, como también de la incorporación de las aerolíneas denominadas low cost en el sistema aeronáutico local, impulsado por el inicio de operaciones en el aeropuerto de El Palomar”, destacó Fix.

La calificadora detalló que en los aeropuertos de AA2000 se movilizaron aproximadamente 41,8 millones de pasajeros el año pasado y, “a pesar de la recesión económica y la fuerte depreciación del peso, los volúmenes de pasajeros totales siguieron su senda de crecimiento durante el período 2018-2019, aunque a una tasa menor debido a la reducción en la cantidad de pasajeros internacionales”.

El informe destaca que el principal componente en los ingresos de la compañía corresponde a la tasa de embarque internacional y señala que los valores fijados por el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), de USD51 por pasajero para vuelos internacionales (de $195 para los de cabotaje), “no cuentan con mecanismos de ajuste automático”.

En este marco, Fix destaca el “perfil crediticio moderado” de AA2000, debido a las “medidas de preservación de liquidez”.

Las disposiciones para evitar problemas de caja, implementadas desde el cierre comercial de los aeropuertos, fueron acompañadas por los tenedores de las obligaciones negociables (ON) internacionales, como por los bancos locales, lo que le permitió a la empresa diferir pagos por casi USD97 millones entre capital e intereses.

La aceptación alcanzó el 86,7% de los bonistas en un proceso de canje de ON con el mismo vencimiento, “pero capitalizando los intereses hasta mayo de 2021”, precisó la calificadora.

Fix proyectó que el flujo de fondos libres de AA2000 será “positivo” el año próximo, “ya que la compañía concluyó con el plan de expansión establecido en la concesión”.

“Solo se culminarían las obras que fueron demoradas por efectos de la pandemia y las consideradas como de mantenimiento, o fondeadas con los fideicomisos a los cuales la empresa aporta como parte del pago mensual del canon de uso”, concluyó el informe.
AA2000, propiedad del empresario Eduardo Eurnekian, acumula en lo que va del año un rojo de $897 millones que contrasta con las ganancias de $7.433 millones del año pasado durante el mismo período. Dicho de otra forma, la empresa perdió $5 millones entre enero y junio pasados.

Ratificación La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) ratificó que las operaciones aéreas comerciales se encuentran suspendidas debido a la emergencia sanitaria por coronavirus establecida en marzo, “salvo casos de excepción con expresa autorización”. El Gobierno ya dejó traslucir que los vuelos de cabotaje no podrán volver en septiembre, como se especulaba hace algunas semanas.

Desde hace cinco meses, la actividad en Ezeiza es casi nula.

Estiman que recién dentro de cuatro años se retornará a niveles previos a la pandemia

Compartir: