Flybondi: harán denuncia penal contra el CEO por extorsión

67
0
Compartir:

28 de octubre de 2020 · 10:12 hs.

Denunciarán penalmente al CEO de la low cost Flybondi en el marco del conflicto por el polémico aeropuerto El Palomar.

Asociaciones vecinales de HurlinghamTres de Febrero y Morón denunciarán penalmente al CEO de Flybondi, Esteban Tossutti, por el delito de extorsión. La acusación fue luego de que amenazara públicamente con despedir empleados negándose a operar vuelos desde el aeropuerto de Ezeiza. La situación se enmarca en el conflicto que envuelve a la polémica terminal aérea El Palomar.

El presidente de Flybondi será denunciado en sede penal por los delitos de extorsión, amenazas, intimidación pública, entre otros, luego de sus declaraciones en distintos medios de comunicación.

Es que públicamente amenazó con echar personal de la línea aérea si la administración no cedía a su exigencia de que el Estado se haga cargo de reabrir el polémico aeropuerto El Palomar para que opere el único avión de la controvertida low cost.

Como agravante de la actitud extorsiva por la que se lo acusa, el empresario será denunciado ya que el gobierno nacional le pagó el 100% de los sueldos a todos los empleados de Flybondi durante los últimos seis meses, desde que comenzó la pandemia de coronavirus, en el marco del programa de Asistencia del Trabajo y la Producción (ATP).

A pesar del subsidio recibido para la low cost, ahora no sólo se niega a cumplir con el marco regulatorio dispuesto por los organismos nacionales que controlan la aviación en el país, sino que públicamente amenaza con despidos de empleados, cuyos sueldos son solventados con dinero de todos los argentinos.

Incluso, Tossutti quedó al descubierto en su momento ya que él mismo se aprovechó del programa de subsidios estatales ATP para que el Estado nacional le pagara el alto sueldo de ejecutivo de la low cost, a pesar que dicho mecanismo fue implementado para ayudar a solamente a los trabajadores.

El empresario vinculado estrechamente con el macrismo, lanzó la frase «El Palomar o nada» en respuesta a la decisión del gobierno nacional de rechazar la reapertura del polémico aeropuerto de El Palomar. La medida, ratificó a través del ORSNA y la ANAC que la terminal de Ezeiza es la única habilitada en el AMBA que garantiza las medidas sanitarias de prevención de la pandemia de coronavirus. Esto es porque el Aeroparque porteño Jorge Newbery está cerrado hasta febrero de 2021 por las obras de remodelación, ampliación y modernización.

De esta manera, las únicas dos aerolíneas que utilizaban la Base Militar de El Palomar como aeropuerto comercial, Flybondi y Jetsmart, deben operar desde el Aeropuerto de Ezeiza, con un esquema de costos reducidos como el que tenían en El Palomar.

Tanto el ORSNA como la ANAC determinaron que es físicamente imposible poder cumplir en El Palomar con el distanciamiento social y con las estrictas disposiciones sanitarias establecidas en los protocolos para evitar el contagio y propagación de la pandemia de coronavirus.

En la denuncia que se radicará en sede penal, se solicitará que se investiguen los vínculos políticos de Tossutti con el macrismo, y si la extorsión y amenaza pública fue orquestada con altos dirigentes de dicho espacio político para intentar desestabilizar políticamente al gobierno.

También se pedirá que se haga un relevamiento de todos sus antecedentes, ya que el está acusado por ser «ñoqui» del ex senador nacional de Juntos por el Cambio, Luis Juez, cuando este ocupaba una banca en la Cámara Alta, tal como reveló el portal El Cohete a la Luna.

En su perfil de la red social Linkedin, Tossutti, se presenta como Presidente de FB Líneas Aéreas S.A en la que afirma desempeñarse desde febrero de 2017, proviniendo de Telecom Argentina donde estuvo, según indica, al menos desde el año 2010 ocupando diversas gerencias. Pero llamativamente oculta en su currículum sus cargos como funcionario de la intendencia de Córdoba y también omite por completo su cuestionado nombramiento en el Senado de la Nación.

Asimismo, ocupó distintas funciones ejecutivas en la Intendencia de Córdoba, cuando Juez fue intendente de la capital de la provincia mediterránea. Durante ese tiempo, fue acusado por diversos ilícitos, irregularidades y actos de corrupción. Entre ellos fue responsable de haber habilitado ilegalmente la realización de conciertos y shows de concurrencia masiva en un club de barrio en medio de una zona residencial, el Club Atlético General Paz Juniors.

La sospecha fue que Tossutti, ocupando el puesto de subsecretario general de Gobierno de Córdoba Capital, y otros funcionarios municipales habrían recibido coimas para avalar en forma ilegal la autorización para realizar eventos masivos en dicho lugar. Posteriormente el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la provincia de Córdoba terminó condenando a la ciudad de Córdoba disponiendo la prohibición de esas actividades allí. Además, fue denunciado por vecinos de la zona, ya que habría mandado a hacerles pintadas intimidatorias en los frentes de las viviendas de los que habían iniciado la causa judicial contra la habilitación ilegal.

El 27 de septiembre de 2008, el Partido Nuevo contra la Corrupción por la Honestidad y la Transparencia fundado en 2002, presidido por Juez, renovó autoridades y como integrante del Tribunal de Ética del mismo designó al hoy titular de Flybondi, tal cual consta en la publicación del Boletín Oficial del 28 de octubre de dicho año.

Tossutti no era un desconocido para Juez, fue subsecretario general de gobierno y hombre de confianza cuando estaba al frente de la Intendencia de Córdoba. Tanto es así que, a poco de asumir como senador nacional este lo nombró en su despacho en el Congreso Nacional, cargo en el que fue acusado de «ñoqui».

Mientras cobraba un sueldo en la Cámara Alta, paralelamente percibía honorarios trabajando en Telecom, desempeñándose como gerente de la empresa en 2013, supuestamente encargado de la negociación sindical de dicha compañía de telecomunicaciones en convenios colectivos de trabajo. Sin embargo lejos de defender los derechos laborales del personal de la empresa de telecomunicaciones, su rol era el de «disciplinar» a la fuerza de trabajo.

Tossutti no es un personaje nuevo en Flybondi, sino que es uno de los directivos de la low cost que está en dicha empresa desde sus inicios en 2017 cuando fuera fundada por Julian Cook, primer CEO de la aerolínea que se fue del país diciendo que la «Argentina y el peronismo son un cáncer» luego del triunfo en las elecciones presidenciales de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

A su vez, era la mano derecha de Cook cuando este anunciaba con bombos y platillos que Flybondi iba a ser la mejor low cost de América Latina con aviones nuevos, seguros y confiables, algo que luego estuvo muy lejos de la realidad.

De hecho, la low cost se caracterizó por tener los aviones más viejos, inseguros y con fallas del país, y en efecto tuvo 853 incidentes sólo en el periodo comprendido entre febrero y agosto de 2018, tal como la propia Flybondi reconoció en un documento ante la ANAC en dicho año.

Fuente: infocielo.com

Compartir: