Francia, azote verde del sector aéreo, quiere poner ahora coto a los jets: uno de cada 10 vuelos es privado

109
0
Compartir:

22/08/2022 Elmundo.es – Nota

Francia se está convirtiendo en el azote verde del sector aéreo en Europa. El Gobierno francés planea limitar los vuelos en avión privado con el objetivo de reducir emisiones, una medida que se sumaría a la prohibición los vuelos cortos que tienen una alternativa en tren. La idea es elevar la propuesta a nivel europeo para poder extenderla a otros países.

El ministro de Transportes francés, Clément Beaune, quiere plantear la propuesta a la vuelta de vacaciones, cuando el Gobierno galo debata el paquete de medidas encaminadas a paliar la crisis energética provocada por la guerra y cumplir así con los objetivos de ahorro de Bruselas, según publicaba este fin de semana el diario Le Parisien.

Uno de cada 10 vuelos en Francia se realiza en jet privado, un medio que emite 10 veces más emisiones que los vuelos comerciales , según un informe de la ONG Transport & Environement. Las emisiones de estos vuelos privados han aumentado en Europa un 31% entre 2005 y 2019, según el informe, que revela también que un vuelo de cuatro horas genera las mismas emisiones que una persona de media en un año.

El pasado año, antes de que estallara la crisis energética, Francia ya tomó una medida polémica, que fue prohibir los vuelos domésticos cuando haya una alternativa en tren de menos de dos horas y media. Esta medida fue recurrida por los aeropuertos franceses ante la Comisión Europea.

En España, el sector aéreo siempre ha defendido que estas medidas son residuales, pues el impacto que tendría sobre las emisiones sería mínimo y el coste económico, grande. Los vuelos de menos de 500 kilómetros, que son los que tienen una alternativa en tren, sólo suponen el 4,2% de todas las emisiones del sector aéreo , mientras que los vuelos de más de 1.500 kilómetros, que son precisamente los que no pueden sustituirse, generan el 75% del total de las emisiones, apuntan desde ALA, la Asociación de Líneas Aéreas, que agrupa a más de 80 compañías que operan en España.

Fuentes del sector explican, además, que esta medida «es un poco residual, porque tiene como excepción los vuelos que sirven para enlazan los de largo radio. Se ponen la etiqueta verde pero en los aeropuertos donde estos vuelos sirven para hacer conexiones no los han prohibido».

En el caso de los vuelos privados, Francia aún no ha definido cómo logrará reducirlos , si penalizándolos, incentivando que no se realicen o incluso determinan las condiciones en las que se pueden realizar.

Francia es uno de los países más severos en las medidas que aprueba para conseguir que el sector aéreo reduzca las emisiones. Otra medida polémica es la de Holanda, que prevé poner un límite de 440.000 vuelos al año , algo que ha sido duramente criticado por KLM, la aerolínea bandera del país, al considerar que limita la oferta, lo que contribuiría a subir los precios.

En España de momento no hay medidas tan drásticas para frenar las emisiones del sector. Se exploró crear un impuesto que tasaría los billetes, pero de momento no se ha concretado. Sí se quiere impulsar el transporte en tren y en esta línea va la medida de aprobar bonos gratuitos de Renfe para viajeros habituales.

Entre las exigencias de Europa al sector está promover más el SAF (combustible sostenible), restringir o endurecer los derechos de emisión, para que salgan a subasta menos derechos, los que se compran para emitir. La aviación y la industria son los únicos sectores. También hay una propuesta fiscal de un impuesto al combustible en toda Europa.

Compartir: