La apuesta de Latam para despedir barato

365
0
Compartir:

El Ministerio de Trabajo aún no aceptó el Pedido Preventivo de Crisis

Latam ofrece retiros voluntarios a sus empleados. Busca evitar el pago de la doble indemnización a sus más de 1700 empleados. «Es incompatible con el espíritu del PPC”, señalaron en Trabajo.

El Ministerio de Trabajo aún no aceptó el Pedido Preventivo de Crisis (PPC) presentado por Latam Argentina. La definición debería tomarse en los próximos días, aseguraron fuentes del organismo a este diario. Paralelamente, Latam ofrece retiros voluntarios a sus empleados. En caso de que los trabajadores no aceptaren, la empresa debe continuar pagando los sueldos hasta el 31 de julio, plazo en que vence el decreto de prohibición de despidos. Una vez pasada esa fecha, deberán pagar doble indemnización a los trabajadores despedidos. “Eso es lo que está intentando evitar la empresa, lo cual es incompatible con el espíritu del PPC”, aseguraron fuentes del Ministerio de Trabajo a PáginaI12.

El miércoles, la aerolínea presentó la nota de PPC. Este mecanismo fue establecido en la década del 90 con la intención de habilitar un ámbito donde se pudiera conversar entre las partes para evitar los despidos masivos y cierres de empresas. Si aceptara la nota, el Estado debe convocar a las partes dentro de 10 días. En general, le ofrece herramientas como rebajas patronales o pago de los salarios, para que la empresa en crisis no cese la operación. “Acá hay una intención manifiesta de la empresa de irse, no pareciera haber mucho para negociar. Si ya está tomada la decisión, el final de la historia se traduce inevitablemente en despidos, lo que mediante el PPC  se busca evitar”, confiaron fuentes del Ministerio de Trabajo a este diario.

Previo a este pedido, el Ministerio de Trabajo había intimado a la aerolínea a pagar el total del salario a los trabajadores luego de conocer la decisión unilateral de rebajarles el 50 por ciento del sueldo. Una vez cumplida la intimación y en un contexto de parate total de actividades, Latam Argentina continuó en negociación con el sindicato para llegar a un acuerdo por las suspensiones, en las que no tuvo éxito. Para mantener las fuentes de trabajo, el Estado concedió a la línea aérea los ATP para todos los trabajadores, incluidos los CEOS de la compañía.

En caída libre

Si bien el turístico es sin dudas uno de los sectores más afectados por el congelamiento de la economía mundial, para cuando apareció la pandemia y las restricciones a la movilidad aérea de pasajeros, la situación económica de LATAM Argentina ya era prácticamente irrecuperable.

Las políticas de desregulación aerocomercial aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri entre 2016 y 2019 permitieron que las filiales extranjeras del grupo crezcan, a la vez que Latam Argentina perdía mercado. En 2015, los ingresos totales de la filial nacional equivalían al 45 por ciento del total de las ventas de las líneas aéreas del grupo en el país. En 2017, los ingresos de Latam Argentina representaron un 34 por ciento de estas ventas, proporción que se redujo a la mitad en 2018. Mientras tanto, los ingresos del Grupo facturados en Argentina crecieron.

La explicación se encuentra en dos medidas puntuales: en 2016, aumentaron las autorizaciones para instaurar servicios internacionales en Buenos Aires y ciudades del interior del país. Se vendían pasajes desde el interior promocionados como vuelos que “no pasan por Buenos Aires”. Estos pasajes no eran directos, sino que hacían escala en alguno de los principales hubs de la empresa en el extranjero: Santiago de Chile, Lima, San Pablo o Panamá. Estas escalas permitían que las filiales extranjeras fueran las que operaran el vuelo, quitándole mercado a la nacional. Es decir, utilizaban aviones, pilotos y tripulación extranjeras para vuelos que pagaban los residentes.

A Latam Argentina sólo le quedaba generar ganancias en los vuelos de cabotaje, lo que fue imposible a partir de 2018 con la aparición de las low cost y la liberalización tarifaria que permitió situaciones llamativas tales como promociones de pasajes a 1 peso o tramos por 500 pesos. Esa política llevó a que todas las líneas aéreas del país perdieran plata y algunas cerraran.

En los hechos, el cese de operaciones de Latam Argentina significa para el Grupo transparentar una operatoria que venía realizando desde el 2016. Actualmente, la empresa seguirá operando pasajes internacionales a través de sus filiales extranjeras sin mantener a los 1.715 trabajadores que hoy piden respuesta a su situación.

Fuente: Página12
Imagen AFP

Compartir: