La carga –y tal vez una disputa– motiva a un Boeing golpeado

83
0
Compartir:

Lanzó el 777-8 Freighter que se suma al programa 777X. Qatar Airways cliente de lanzamiento.

Boeing lanzó el 777-8 Freighter y Qatar Airways será el cliente de lanzamiento luego de confirmar un pedido firme de 34 aviones y opciones por 16 más, una compra cuyo monto superaría los USD 20 mil millones, lo que constituye, en términos monetarios, el mayor acuerdo de compra de cargueros en la historia de Boeing.

El nuevo avión formará parte de la familia 777X cuyo primer modelo estaría listo, aunque aún no sale al mercado y ha tenido considerables retrasos respecto del cronograma establecido antes de la pandemia.

Según Boeing, el 777 Freighter sería un avión líder en el mercado y la versión 777-8 Freighter será el carguero bimotor de mayor alcance y rentabilidad de la industria. Con una capacidad de carga útil casi idéntica a la del 747-400 Freighter y una mejora del 25 % en eficiencia de combustible, emisiones y costes operativos, el 777-8 Freighter permitirá operaciones muy rentables para los operadores.

El comunicado de Boeing asegura que la compañía está diseñando un 777-8 Freighter de gran eficiencia operacional y ambiental. La familia de fuselaje ancho presenta mejoras que incorporan ingeniería y tecnologías innovadoras como un nuevo ala de compuestos y fibra de carbono, y nuevos motores de bajo consumo de combustible. Con un alcance de 4.410 millas náuticas (8167 km), el 777-8 Freighter tiene una carga útil máxima de 118 toneladas, lo que permite a los clientes evitar reaprovisionamientos y reducir costos de aterrizaje en rutas de larga distancia.

Boeing construirá el 777-8 Freighter en su fábrica de Everett, Washington. La compañía ha invertido más de mil millones de dólares en esa localidad para respaldar la producción del 777X.

Como parte del acuerdo de hoy, Qatar Airways convertirá 20 de sus 60 pedidos de la familia 777X al 777-8 Freighter. Qatar Airways también está ordenando dos de los 777 Freighters actuales para capitalizar la situación actual del mercado de carga aérea.

En el ambiente aeronáutico global se supone que Qatar tomó la decisión que venía analizando a raíz de la disputa judicializada que mantiene la aerolínea con Airbus por supuestos problemas de corrosión en los A350 y, sobre todo, ante la reacción del fabricante europeo de cancelar el pedido de 50 aviones A321neo que realizara la compañía de Medioriente. Los rumores se acentúan si se considera que Boeing y Qatar Airways firmaron, además del acuerdo por los 777-8 Freighter, un Memorando de Entendimiento que significaría pedidos firmes por 25 aviones 737-10 y derechos de compra por 25 aviones adicionales. Este avión, que es el más grande de los MAX y puede cubrir el 99% de las rutas mundiales para aeronaves de un solo pasillo, tiene capacidad para 230 pasajeros en una única clase y, un alcance de 3.300 millas náuticas.

Las dificultades

Con el programa MAX nuevamente en marcha la entrega de nuevos 737 a compañías que lo habían adquirido continúan, sin embargo, los problemas con el 787 Dreamliner hacen que las incertidumbres de Boeing permanezcan en la mente de los dirigentes e inversores de la compañía.

Al leerse entrelíneas el comunicado de Boeing en que se informa la compra de Qatar, se observa el énfasis que prensa pone en las fuentes de trabajo a largo plazo que sostendrán dichas adquisiciones. “La orden (de Qatar) apoya a cientos de proveedores de 38 estados de EE. UU., mantendrá más de 35.000 puestos de trabajo en EE. UU. y brindará a la economía estadounidense un impacto económico anual estimado de 2.600 millones de dólares durante el período de entrega del contrato”, dice el comunicado que podría ser un mensaje al gobierno respecto de la importancia que tiene como empresa.

No se sabe bien cómo se resolverán los problemas estructurales del 787, pero aseguran que la compañía ya tiene planes para introducir cambios y certificarlos. Lo que preocupa es que el problema costará, según los analistas, unos 4.500 millones de dólares extras a las finanzas del legendario fabricante aeroespacial de los Estados Unidos. De hecho, Boeing mismo informó que el año pasado perdió 4.300 millones. Para los inversionistas esto ha significado una caída de 7,02 dólares por acción en el cuarto trimestre.

Fuente: aeromarket.com.ar

Compartir: