La CGT salió a desmentir la cadena nacional de Milei: «Lo que faltó contar»

65
0
Compartir:

La central sindical mostró cifras sobre el déficit fiscal y comercial con acumulación de reservas. «Le licuaron los ingresos a los jubilados», indicaron.

La Confederación General del Trabajo (CGT) recordó hoy cómo fue que Javier Milei llegó al superávit fiscal en marzo que el Presidente destacó ayer en su cadena nacional. En este sentido, la central sindical enumeró las diferentes deudas sociales surgidas como consecuencia del ajuste en el gasto.

«El gobierno anuncia la vuelta del superávit fiscal y comercial con acumulación de reservas. Habla de supuestos ‘superávits gemelos’ cuando, analizando los datos completos, debiéramos hablar de ‘deudas gemelas’, explicando el mecanismo oculto de cómo se lograron», señaló la CGT en un comunicado titulado «LO QUE LE FALTA CONTAR AL GOBIERNO NACIONAL» (sic).

De ese modo, la principal central sindical del país pasó a enumerar los ajustes sociales que el gobierno de Milei implementó en estos meses de gestión para poder hablar de superávit fiscal en enero, febrero y marzo:

  1. «Licuándole los ingresos a las y los jubilados: sus haberes cayeron un 40% en términos reales en los últimos 12 meses, ubicándose entre los registros históricamente más bajos, peores que los del año 2001.
  2. Deudas con las provincias: la Nación paró las transferencias a las provincias (un recorte del 62%, ajustado por inflación) afectando servicios esenciales como educación y seguridad social. Desfinanciando también los pagos a jubilados provinciales y los sueldos a docentes, entre otras funciones esenciales.
  3. Deudas con empresas de energía y gas: el Tesoro no cumple los contratos y puede romper esa cadena de pagos. Acumula una deuda del orden de los USD 2000-2200 millones. Si esta situación no se regulariza, las empresas privadas podrían entrar en problemas financieros graves colocando en riesgo el normal abastecimiento de electricidad.
  4. Desfinanciamiento de la educación pública y deudas con las universidades: no se actualiza el presupuesto educativo y los fondos no alcanzan para el normal desarrollo de la actividad. Sin incrementos presupuestarios las universidades no podrán funcionar a partir del segundo semestre de este año.
  5. Interrupción de la obra pública: atrasando o discontinuando proyectos estratégicos, vitales para reducir el gasto en subsidios y en importación de energía, considerando además el brutal costo social que significa la pérdida —estimada hasta el momento— de 100.000 puestos de trabajo.
  6. El supuesto superávit comercial es consecuencia de la brutal recesión y el desplome de las importaciones, sumado a la diferencia por las importaciones no pagadas (que se transforman en deuda comercial). La recesión para el presente año se prevé en el orden del 5% como piso, la mayor desde el 2009.
  7. Acumulación de reservas postergando pagos de importaciones. El Banco Central RA restringió el acceso a divisas para el pago de importaciones durante el primer trimestre del año. Si a los no pagos de bienes, le agregamos los pagos restringidos de servicios (unos USD 2.000 millones), el aumento de deuda comercial totaliza aproximadamente unos USD 8.800 MM. Es decir, entonces, que el BCRA compró efectivamente solo un 30% de lo que dice.»

La CGT detalló que «en números generales, el gasto primario de la Administración Pública Nacional cayó más de 35% interanual en términos reales. El 40% del recorte del gasto se explica por la caída en jubilaciones y pensiones, un 15% por un menor gasto en subsidios energéticos y otro 15% por el freno de la obra pública. Entre estos tres rubros, se explica el 70% de la caída del gasto primario».

Y reclamó «un modelo inclusivo de Desarrollo, Producción y Trabajo que comience a reparar un tejido social agobiado por la pobreza de vastos sectores de nuestra comunidad, contribuyendo al bienestar de las y los argentinos», en la previa de la participación de la central en la marcha universitaria que tendrá lugar este martes por la tarde.

eldestapeweb.com

Compartir: