La FAA licita la compra de repuestos para Fokker F-27

384
0
Compartir:

A través de su Misión Logística en Europa, la Fuerza Aérea Argentina tiene prevista al apertura de los pliegos de la licitación pública que tiene como objeto la adquisición de repuestos para aeronave Fokker F-27 matrícula TC-79. Pese a que hace unos días informábamos que el proceso de recuperación del veterano bimotor había sido puesto en pausa, la nueva novedad confirma que la FAA avanzará con los trabajos de puesta a punto de la mencionada aeronave.

De acuerdo a la información que se desprende de las especificaciones técnicas, se tiene previsto adquirir un total de 120 piezas que se reparten entre 54 ítems varios, desde unidades anti-skid, componentes del sistema de freno, válvulas, filtros, batería, radio transmisor, unidad display de terreno, grabadora de voz de cabina, extintores, entre otros. Está previsto que la licitación sea abierta en los primeros días del mes de junio.

La puesta en servicio del Fokker F-27 TC-79 se da en el marco del proceso encarado por la Fuerza Aérea Argentina a los fines de recuperar distintos sistemas de armas que aún cuentan con cierto potencial de vida útil. A simple vista, una decisión drástica y no libre de polémica ya que algunas de las aeronaves que se están retornando al servicio ya habían sido retiradas o llevaban un parate importante. Lo cierto es que la medida se da en el contexto de las perennes limitaciones presupuestarias a la hora de adquirir material de nueva factura que aquejan a las FFAA, lo que se traduce para la FAA en la imposibilidad de recuperar capacidades vitales tales como transporte mediano, intercepción supersónica y defensa antiáerea terrestre de mediano alcance, solo por mencionar algunas.

Ante la escasa probabilidad de contar con un reemplazo del tipo Airbus C-295 (modelo ya elegido oportunamente por la FAA), una vez más la disponibilidad de los veteranos bimotores dependerá del esfuerzo y habilidades del personal que integra los Grupos Técnicos de la FAA, no por algo conocidos como «los magos«.

 

Fuente: zona-militar.com – Carlos Borda Bettolli

Compartir: