LADE y sus nuevas rutas

518
0
Compartir:

Vuelos sin lógica • Por Pablo Luciano Potenze

Última modificación Ene 2, 2023 – Aeromarket.com.ar

LADE, la inefable línea aérea de fomento operada por la Fuerza Aérea, acaba de anunciar que durante esta temporada estival volará a Villa Gesell y Miramar, a partir de la firma de contratos que no trascendieron, pero suponemos que avalan subsidios. Trascendió que la operación se hará inicialmente con aviones Twin Otter, de 19 asientos, pero podrían disponerse otras máquinas, si la demanda lo justifica.

La tarifa de Aeroparque a Miramar es de 15.000 pesos contra 9.600/11.000 que cuesta el viaje en autobús.

Los destinos

Miramar, ubicada a 48 kilómetros al sur de Mar del Plata, tiene 29.000 habitantes (con tendencia a crecer) pero es una ciudad básicamente turística, que recibió 570.000 viajeros en la temporada 2021/22. Estos pasajeros viajan fundamentalmente desde Buenos Aires en sus autos particulares y en autobús. Hubo un servicio ferroviario a Mar del Plata y Plaza Constitución, que ahora no corre y, desde 1975, hubo diversos servicios estivales operados por Aerolíneas Argentinas (en F-28), Andesmar (1998, Saab SF-340), SAPSA (Metro) y algún otro.

El aeródromo de Miramar, que se llama Juan Domingo Perón,  no está en el Sistema Nacional (de Aeropuertos), ni figura en el AIP. Según el MADHEL es un aeródromo no controlado con una pista asfaltada de 1.668 x 31 metros y dos de tierra más cortas.

Publicidad de los primeros servicios aéreos de Aerolíneas Argentinas a Miramar, en 1974, como se puede apreciar en el horario, estaban diseñados para los pasajeros que iban a pasar el fin de semana al balneario.

Villa Gesell está a unos 376 km por ruta de Buenos Aires (321 en línea recta y tiene 30.000 habitantes (con tendencia a crecer) y el verano pasado recibió más de dos millones de turistas. Hay un servicio ferroviario subsidiado que deja cerca (la terminal es Divisadero de Pinamar), que tarda algo más de seis horas y tiene un servicio diario y muchísimos servicios de buses. Un porcentaje muy importante de los viajeros usa su auto particular.

Los servicios aéreos, siempre de temporada, se remontan a la incorporación de los F-28 por parte de Aerolíneas Argentinas y fueron continuados por LAER (1996, Jetsteam 31), LAPA (desde 1980, Shorts SD330, SAAB SF-340 y Boeing 737), Andesmar (1998, Saab SF-340), Sol (2012, Saab SF-340) y SAPSA. Aerolíneas operó en varias temporadas con F-28 y Boeing 737).

Su aeródromo está incorporado al Sistema Nacional de Aeropuertos y, según el MADHEL, tiene una pista asfaltada de 1740 x 28 metros. Hubo un accidente grave el 5 de enero de 1990, en el que se destruyó el Fokker F-28/4000 LV-MZD aterrizando en una situación marginal.

El operador

LADE es una dependencia de la Fuerza Aérea Argentina que, como tal, carece de forma empresaria, personería jurídica y ni siquiera tiene CUIT propio. Su situación en el marco de la legislación aerocomercial argentina es confusa, y es llamativo que en su página web haya un capítulo que trata de explicarlo.

Todo empezó con un decreto de 1940 que le autorizó una ruta a Bariloche y otro algo posterior que la autorizó a volar a Iguazú, pero estamos hablando de hace más de medio siglo. Otras normas posteriores le dieron otras rutas por todo el país, y sobre fines de los años sesenta se le encomendó una misión muy amplia de servicios definidos como de fomento en la Patagonia, para lo que se la dotó inicialmente de un presupuesto y una flota adecuados. Esto funcionó bien hasta la crisis económica posterior a la Guerra de Malvinas.

Lo interesante del funcionamiento de LADE es que, desde que en 1946 hubo algún tipo de legislación que define el funcionamiento de las líneas aéreas, jamás se preocupó por tener un formato regulado, siempre hizo lo que quiso, para bien o para mal, y la palabra mágica siempre fue “fomento”, como si ser una línea de fomento la habilitara para cualquier cosa, por ejemplo, volar a Villa Gesell y Miramar.

Es un asunto largo y complejo.

La operación

Según fue publicado por los interesados, el horario detallado de la operación, que se hará los lunes y jueves, es éste:

Nunca, absolutamente nunca, vi algo parecido, y destaco estos detalles:

  • Los vuelos estacionales a localidades turísticas, se programan para que el pasajero viaje para pasar un fin de semana. No es éste el caso en que los servicios corren lunes y jueves.
  • Una oferta de 40 asientos semanales es simbólica, no hay demanda que la justifique.
  • Los aviones están basados en Villa Gesell. ¿Por qué?
  • Lo anterior exige vuelos de posicionamiento, que se hacen sin pasajeros. De esto resulta que la operación diaria implica volar siete tramos (ciclos), de los que tres son de posicionamiento. Aparece una escala fantasma en Mar del Plata (presumiblemente para repostar), que no está involucrada en el servicio de pasajeros.
  • Por las velocidades de vuelo que surgen de los horarios, la operación se hará con Twin Otter.
  • Las tripulaciones tendrán turnos de 10:40 horas con 5:30 de vuelo efectivo y siete aterrizajes.

El tema más profundo es qué hacen las tripulaciones y los aviones durante los cinco días en que no hay servicio. Si se quedan en Villa Gesell hay un gasto escandaloso de viáticos y una imposibilidad de usar el avión para otra cosa. Si vuelan a su base, que es Comodoro Rivadavia, hay un posicionamiento de 1.300 kilómetros de ida y otro tanto de vuelta, que también es caro y no se justifica frente al eventual producto del servicio.

El tema de los vuelos de posicionamiento siempre ha sido discutible en LADE, cuyos aviones basado en El Palomar, por años han operado servicios desde Aeroparque, lo que exigió estos vuelos. Más allá del costo, habría que preguntarse cuánto influyó esto en la vida de las flotas Fokker.

Sin analizar otras cosas, un servicio El Palomar– Villa Gesell – Miramar y vuelta hubiera sido casi lo mismo, y mucho más simple y barato.

Un último comentario sobre la operación de estos vuelos es que al 30 de diciembre, no figuraban en la web de LADE y, por lo tanto, no se podían comprar pasajes por esa vía.

El problema no es que una fuerza armada no sepa manejar una línea aérea porque en todo el mundo se ha demostrado que esto es así, el problema es que el dinero es de los contribuyentes.

Compartir: