Las Fuerzas Armadas también esperan un acuerdo con el FMI para poder financiar compras de aviones y equipos

213
0
Compartir:

05/12/2021 Clarin.com – Nota
Guido Braslavsky

Este año recibieron del Fondo para la Defensa (FONDEF) $ 39 mil millones. Para adquisiciones de largo plazo necesitan financiamiento internacional.

El Patrullero oceánico ARA «Storni» adquirido a Francia, en la ceremonia de su arribo al país, en el Apostadero Naval Buenos Aires, el pasado 3 de diciembre de 2021.

El viernes pasado, el ministro de Defensa Jorge Taiana y los máximos jefes militares recibieron en el Apostadero Naval Buenos Aires al patrullero oceánico multipropósito ARA Storni, comprado a Francia, con destino a controlar la pesca ilegal en la Zona Económica Exclusiva.

El Storni -que llegó navegando con su tripulación naval capacitada aquí y en Francia en los últimos meses- es el tercer buque de este tipo que es entregado dentro de una adquisición de cuatro patrulleros que fue iniciada durante el gobierno de Cambiemos, que fue continuada y fueron recibidos -y están siendo pagados- por la actual gestión. El cuarto y último será entregado el año próximo.

La perspectiva de los proyectos de reequipamiento y modernización de material de las Fuerzas Armadas cambió radicalmente con la ley del Fondo Nacional de la Defensa (Fondef) sancionada el año pasado por el Congreso, justamente con el objetivo de revertir la situación dramática de desinversión que se arrastra por décadas.

Este 2021, el Fondef ya aportó 39 mil millones de pesos a las Fuerzas Armadas, indicaron a Clarín altas fuentes militares. Por arriba incluso de la estimación que habían hecho a principios de año en el Estado Mayor Conjunto, que conduce el teniente general Juan Martín Paleo.

Porque el Fondef es un porcentaje de los ingresos corrientes del Presupuesto, y se estableció 0,35% para este primer año; subirá a 0,5% el próximo, 0,65% el siguiente y quedará luego cada período en 0,8%, según la ley que impulsó el ex ministro Agustín Rossi cuando era diputado y que fue sancionada con amplio consenso.

Después de tantos lustros de sequía, en el Edificio Libertador se pellizcan para constatar que los alrededor de US$ 390 millones (al cambio oficial) que tocaron por el Fondef, no sean solo un dulce sueño.
El ministro de Defensa, Jorge Taiana, el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Juan Martín Paleo; de la Armada, almirante Julio Guardia; y de la Fuerza Aérea, brigadier general Xavier Isaac; en la ceremonia de recepción del ARA Storni en el Apostadero Naval Buenos Aires, el 3 de diciembre último.
Pero al mismo tiempo, los militares también siguen con expectativa la renegociación por la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

“Hasta que no haya acuerdo con el FMI, muchos planes están paradas”, dijeron a Clarín en el Edificio Libertador.

La ley que creó el Fondef recomienda sustituir importaciones y favorecer el desarrollo de la industria nacional para la defensa y en ese sentido hay muchos proyectos orientados.

Pero otras adquisiciones se vuelcan por fuerza mayor al exterior, como la compra de aviones de combate para recuperar las capacidades perdidas de la Fuerza Aérea, o de los blindados a rueda para equipar una brigada del Ejército.

En el primer caso se incluyó la autorización en el Presupuesto 2022 para tomar deuda por U$S 664 millones, para la compra de 12 cazas JF-17 Thunder, fabricados entre Pakistán y China. En medio de fuertes lobbies, una extraña desprolijidad nunca bien explicada que aconteció a fines de setiembre en los anexos del proyecto de Presupuesto y ante el cual Defensa salió a despegarse, a aclarar que el origen de los aviones no estaba definido y que seguía evaluando entre “cinco alternativas”.

En cuanto a los blindados a rueda, también siguen sonando los 8 x 8 de la china Norinco, pero fuentes castrenses insisten en que sigue muy en pie la oferta del “Guaraní” 6 x 6 brasileño (que correría con ventaja porque chasis y motor Iveco se fabrican en Córdoba), y tampoco bajan la persiana al “Stryker” norteamericano.

Todas estas movidas se acelerarán ante un acuerdo con el FMI, y ya hay vendedores/oferentes ansiosos por firmar contratos sujetos a esa renegociación, «para no perder tiempo».
El avión chino pakistaní JF-17 Thunder. El Presupuesto 2022 indicó que 12 unidades serían adquiridas para la Fuerza Aérea Argentina.

“No hay nada cerrado, y la decisión en última instancia será política”, pisan el freno las fuentes consultadas.
Como sea, enfatizan que “hasta que no haya arreglo con el FMI ninguna operación de este tipo es viable, todo está atado a financiamiento internacional”.

En el «radar» de la industria
En el Edificio Libertador señalan que ahora que las FFAA tienen recursos del Fondef vuelven a estar en el radar de la industria, de los vendedores de armas y equipos.

Con recursos del Fondef en el Estado Mayor Conjunto se analiza conjuntamente con Defensa la necesidad de incorporar de aquí a dos años una línea de helicópteros medianos para reemplazar los UH-1H (hace unos años modernizados); y se vuelve a reflotar la compra de aviones de transporte C-295 (de la empresa CASA). Entre otros planes, en cuanto al Ejército, se sigue el proyecto de modernización del TAM (Tanque Argentino Mediano). Y también se avanza con el Pampa III y la modernización de los Hércules de la Fuerza Aérea.

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Juan Martín Paleo; de la Armada, almirante Julio Guardia; y de la Fuerza Aérea, brigadier general Xavier Isaac; en la ceremonia de recepción del ARA Storni en el Apostadero Naval Buenos Aires, el 3 de diciembre último.
El avión chino pakistaní JF-17 Thunder. El Presupuesto 2022 indicó que 12 unidades serían adquiridas para la Fuerza Aérea Argentina.

Compartir: