Lenta normalización de los vuelos tras un conflicto que afectó a 15 mil viajeros

242
0
Compartir:

13/11/2019 Clarín – Nota – Sociedad – Pag. 29

JORNADA DE CAOS EN AEROPARQUE Y EZEIZA
Hubo 121 cancelaciones en Aerolíneas. La firma aseguró que fue por una huelga. Y el gremio, por la falta de personal.
Un nuevo y sorpresivo conflicto entre trabajadores aeronáuticos y las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral afectó ayer a más de 15 mil pasajeros de esas compañías, que quedaron varados en los pasillos de Aeroparque y Ezeiza. Y debieron soportar que sus vuelos despegaran con demoras o que fueran reprogramados para hoy o para mañana.
Según la compañía, 121 de los 312 vuelos que tenía programados para la jornada debieron ser cancelados, mientras que otros 89 sufrieron demoras de diversa gravedad. “Fue por una medida de fuerza llevada adelante por el gremio de personal técnico, APTA”, entre las 6 y las 14, según acusó Aerolíneas Argentinas.
“El sindicato impidió organizar el reemplazo de un radio operador que está con licencia médica desde el 21 de octubre. Desde entonces, el reemplazo temporario de ese operador lo está haciendo otro empleado del área de Despacho, tema que había sido comunicado al gremio en su momento”, dijo la firma en un comunicado.
Los radio operadores, indicaron, son los encargados de la comunicación interna entre los aviones y el Centro de Control Operativo, al margen de la que se establece entre las aeronaves y la Torre de Control. Sin embargo, Ricardo Cirielli, titular de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), rechazó que los problemas se hayan debido a alguna medida de fuerza organizada por su gremio. Los atribuyó, en cambio, a una falta de personal especializado para la tarea. «Acá no hubo ni asamblea, ni ningún tipo de paro. Al contrario. La empresa salió a decir que era una asamblea, cuando en realidad se paralizaron las operaciones porque no está el personal que hace a la seguridad aérea en el trabajo. No está porque faltó, porque hay uno solo por turno. La gerencia lo sabía, pero no tomó los recaudos para que se cubra el puesto en este turno. Falta personal habilitado», acusó Cirielli.
Además, en declaraciones a Clarín, el sindicalista dejó la puerta abierta a que el problema ocurra de nuevo próximamente. «Si no solucionan este problema, se va a repetir desde el jueves a las 22 hasta el viernes a las 6», que es cuando debería volver a trabajar el empleado que está enfermo.
«Si esta persona sigue con un problema prolongado, no va a venir. Me dijeron que tenía un problema médico con un tratamiento prolongado», agregó Cirielli. «Y ojo que capaz que el domingo, otro turno que tiene un sólo empleado, le pasa algo, no va, y ocurre esto», continuó.
Según Cirielli, si tiene algún problema el avión, uno de los que interviene es el radio operador. Es el encargado, por ejemplo, de alertar ante cambios de destino o de recibir cualquier tipo de pedido de ayuda. Por eso, aseguró, «tiene que estar” y ante su ausencia “el avión no sale». «La empresa tendría que tener dos o tres por turno» porque, «al haber uno solo, puede faltar por cualquier motivo».
En Aeroparque, en las largas filas frente a los mostradores de Aerolíneas, había cientos de pasajeros de distintas nacionalidades a la espera de una solución. “La gente se exaspera, y es lógico. Hay pasajeros con niños, otros con dificultades para moverse, y nadie lo tiene en cuenta”, se quejó Patricia Peralta, a quien le cancelaron su vuelo a Mendoza.
Otra afectada, Mabel Giménez, que intentaba volver a Salta, describió como un “desastre” la situación y lamentó: “No es la primera vez que pasa”.
“Hubiera sido bueno saber esto antes de comprar los boletos con esta aerolínea”, dijo, por su parte, el colombiano Santiago Molina, que está de vacaciones en el país y se quedó sin poder volar a El Calafate.
A las 14, un operador ocupó el puesto de la discordia y los vuelos volvieron a ser despachados tanto en Aeroparque como en Ezeiza. Pero la normalización fue lenta. “La empresa está reubicando a los pasajeros afectados en los vuelos de hoy (por ayer) y en los de días subsiguientes, de acuerdo a la disponibilidad de espacio”, aseguró la compañía. Informó además que los pasajeros afectados tendrán 15 días para cambiar sin cargo sus pasajes para el mismo destino o para pedir que les devuelvan el monto del ticket sin costo.
En Aerolíneas dijeron que, en lo que va de 2019, la empresa ya enfrentó “16 medidas de fuerza, que afectaron a más 175.000 pasajeros”.

Trastorno. A muchos viajeros les reprogramaron sus tickets recién para hoy o mañana. LUCIANO THIEBERGER

Compartir: