Los números finos del traspaso de la flota presidencial a la Fuerza Aérea

127
0
Compartir:
06/03/2024 TotalNewsAgency.com – Nota

Por Edgardo Aguilera
Tras la tajante decisión de Javier Milei de traspasar los aviones presidenciales al Ministerio de Defensa, se desprenden un sinfín de números de los que se hacía cargo Presidencia.

En medio del plan de recortes de gastos impulsado por  Javier Milei , la  Secretaría General de la Presidencia  se desprende de la flota aérea presidencial y la transfiere a la  Fuerza Aérea Argentina  que comanda el brigadier mayor Fernando Mengo. Las aeronaves estaban al servicio de viajes locales, regionales e internacionales de los mandatarios del país adquiriéndose distintos modelos de ala fija y rotatoria a lo largo de los años.

En la actualidad la dotación presidencial está compuesta por tres aviones: Boeing 757 (ARG 01), Boeing 737 (ARG 02) y Lear 60 (ARG 03) y tres helicópteros: Black Hawk S70 (ARG 10), Sikorsky S 76 (ARG 11) y Sikorsky S 76 (ARG 12).

Alberto Fernández, durante su gestión, compró el Boeing 757 ARG 01 en 22 millones de dólares que llegó al país en 2023 y quedó estacionado en Aeroparque.  Javier Milei  usa vuelos de línea en sus desplazamientos al exterior y decidió desafectar los aparatos destinándolos al transporte militar.

El traspaso se hará sin deudas y con el presupuesto necesario para el mantenimiento y las operaciones de todos los aparatos que se encuentren en servicio. El caso emblemático es el Boeing ARG 01 que requiere ingentes cantidades de dólares para mantener su condición de vuelo, mantenimientos cíclicos de corto y largo plazo e inspecciones que son mandatorios, sea que se use o no.

Estimaciones iniciales acreditan para este año un costo cercano a los 2.8 millones de dólares en inspecciones y mantenimiento, un valor que inquieta en oficinas del edificio Cóndor ya que no sería la primera vez que se prometen créditos y asignaciones que luego son soportadas por el presupuesto de la fuerza.

Cuentan con una ventaja: varios repuestos, servicios y hasta entrenamiento de pilotos en simulador para las aeronaves cedidas pueden conseguirse vía FMS (sigla inglesa Foreign Military Sales) que es el programa del Departamento de Defensa de los Estados Unidos destinado a países aliados que permite acceder a esos rubros a precio de lista sin la intermediación habitual que encarece el costo.

Otra preocupación es la asistencia de primer escalón, la tarea simple de mantenimiento en talleres de la fuerza por técnicos militares dado que algunas de esas aeronaves no son conocidas y requerirán habilitación del personal que intervenga. Una oportunidad para otro actor, la alicaída Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) que tiene una unidad de negocios en mantenimiento de aviones de gran porte.

En lo administrativo la gestión de la flota aérea deja de ser responsabilidad de la  Secretaría General de la Presidencia  y pasará casi con seguridad a la órbita del Grupo 1 de Transporte Aéreo de la I Brigada Aérea, El Palomar. En esa base operan los aviones de transporte KC/C-130 Hércules, Fokker F-28, Boeing 737 NG, Saab 340 y Embraer 140-ERJ (dos de reciente incorporación).

La transferencia bajo inventario de las aeronaves a la fuerza ya comenzó. Los aviones serán utilizados dentro del programa de adiestramiento de pilotos de transporte y helicópteros de la Fuerza Aérea, pero continuarán a requerimiento de las necesidades de traslado del presidente.

La Fuerza Aérea emplea aviones de gran porte para traslados estratégicos de tropas dentro y fuera del país, por caso, en el despliegue a misiones de paz o ante emergencias, ayuda humanitaria y cooperación en despliegues de fuerzas de seguridad.

El interrogante es el destino del ARG 01, el Boeing 757 comprado por el expresidente  Alberto Fernández , la modificación del interior de cabina a versión VIP limita las posibilidades de venta. El equipo entusiasma a los aviadores militares, evalúan que puede volver a su condición de pasaje y carga, cuesta dinero, claro, pero garantizaría capacidad de transporte estratégico que hoy está en recuperación.

La fuerza tiene en ejecución un plan de adquisición de aeronaves de segunda mano, necesita un back up para el único Boeing 737/800 matrícula T-99 que incorporó en 2022. En 2023 se licitó por la compra de otro Boeing 737/800 NG, en noviembre fue preadjudicada a la firma GECI Española Aerospace Solutions pero a mediados de enero de 2024 la administración  Javier Milei  declaró “fracasada” la licitación internacional N°40/03-005-LPU23 atento modificaciones a la oferta realizadas por la empresa GECI en renglones técnicos y económicos (cotizó por arriba de los 12 millones de dólares de la Solicitud de Gasto establecida en el concurso).

Fuente MDZ – Foto Martín Romero

Compartir: