Macri evalúa firmar un DNU para que el Nación le preste USD 200 millones a Aerolíneas

55
0
Compartir:

18/09/2019 LaPoliticaOnline.com – cable

La compañía estatal tiene importantes vencimientos de deuda por los aviones Embraer comprados a Brasil, que no puede refinanciar dada la coyuntura del mercado local.
El presidente Mauricio Macri evalúa firmar un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para permitir que el Banco Nación salga al rescate de Aerolíneas Argentinas y así evitar que la compañía entre en default.
La estatal afronta un panorama más que complejo. Sin acceso al mercado financiero dada la coyuntura actual en la que el país decretó una cesación selectiva de pagos, deberá cubrir vencimientos de deuda por 85 millones de dólares de acá a fin de año y financiar su plan de inversiones por otros 120 millones de la misma moneda.
Las obligaciones tienen origen en la compra de los aviones Embraer a Brasil en el año 2012, en la cual el Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES) del país vecino otorgó un préstamo de 700 millones de la moneda estadounidense.
Espert cuestionó los 12.000 millones que Dietrich gira a Aerolíneas: «Voy a cerrar ese nido de vagos»
«La empresa está buscando como refinanciar estos vencimientos. En este momento, por la coyuntura económica, es difícil que Aerolíneas pueda conseguir una línea de crédito externa», informaron a LPO desde la compañía, donde no confirmaron que este préstamo se concrete con el Banco Nación, pero dijeron que es algo «que se está analizando».
En los hechos, la banca pública emerge como la única opción viable de Aerolíneas, al considerar que es una empresa que hace años acumula un déficit crónico y que este año en el cual se suponía que iba a llegar a un punto de equilibrio, finalmente perderá alrededor de 275 millones de dólares.
«Prestarle a Aerolíneas puede leerse como prestar a un potencial incobrable, ningún banco privado local o extranjero le conseguiría fondeo fácil. El acuerdo con el FMI no dice nada sobre préstamos del Banco Nación, pero exige presentar este mes un plan para reducir el apalancamiento, capitalizarlo con fondos frescos, mejorar los ratios de liquidez y solvencia, reducir las transferencias al Tesoro y reducir la morosidad e incobrabilidad», subrayó el economista y profesor de la USAL, Héctor Rubini.
El Banco Nación perdió $3.000 millones por las altas tasas pasivas
El problema es que el banco atraviesa una severa crisis y de acuerdo a su último balance, perdió unos $3.000 millones en el segundo trimestre producto de la política de altas tasas pasivas con las que asistía al Tesoro nacional al 56% y pagaba plazos fijos al 55%, 10 puntos porcentuales por encima del promedio del mercado.
A su vez, la firma de este DNU para reglamentar la utilización de los avales que tiene la deuda de la estatal en el presupuesto nacional, no es bien vista por los trabajadores del Banco Nación. «Esto debería ser cubierto por fondos del Tesoro, pero acuden al Nación para tapar el déficit público», sostienen.

Compartir: