Moroni sostuvo que en el acuerdo con el FMI «no hay ninguna exigencia» para el mercado del trabajo y que «la reforma laboral es algo que no está en el diccionario de este gobierno»

313
0
Compartir:

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó hoy que en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) no se estipuló «ninguna exigencia» en relación al empleo, y aseguró que una reforma laboral es algo que «no está en el diccionario» de este Gobierno.

«En el acuerdo con el FMI no hay ninguna exigencia para el área del mercado del trabajo. La conclusión fue que los mecanismos de regulación eran los adecuados. Solo hay que ver cómo se mejora el gasto asistencial. La idea es pasar de los planes sociales al empleo formal. Pero eso tampoco quedó plasmado como una exigencia», señaló Moroni en declaraciones a la radio AM 750.

En ese sentido, el ministro contó que en las mesas de discusión con el organismo de crédito internacional se analizó «bastante» la aplicación del Programa de Recuperación Productiva (Repro) y que «fue elogiado por el FMI porque se trata de una asistencia al trabajo formal».

«La reforma laboral es algo que no está en el diccionario de este gobierno. Estamos en una etapa de crecimiento de la economía y eso es consecuencia de las políticas de desarrollo que implementó el presidente Alberto Fernández. El Gobierno protege a la Industria», subrayó el funcionario.

Y en ese sentido, destacó que «la tasa de desempleo es similar a 2015 y 2016, y que está en el valor más elevado desde 2003».

«Estos números son buenísimos y muestran que las políticas que se aplican dan resultados. De todos modos, sabemos que el salario real tiene que crecer ordenadamente. No nos olvidemos que venimos de procesos de destrucción muy fuertes de salario real y de empleo», recordó Moroni en relación al gobierno de Mauricio Macri.

El titular de la cartera laboral indicó que la pandemia de coronavirus produjo una caída de diez puntos en el PBI, y que este contexto pensar «en una recuperación fuerte del salario real en un año es algo imposible».

«Es una fantasía que se recuperen 20 puntos de salario real en un año. Eso es algo que no pasó en ninguna parte del mundo. Estamos en un proceso de recuperación que debe ser acompañado con un descenso de la inflación. Estamos usando todas las herramientas, el año pasado tuvimos mas de 400 negociaciones salariales», sostuvo.

En cuanto a las negociaciones paritarias, Moroni aseveró que el Gobierno «no pondrá ningún techo» y reafirmó que si la inflación supera el 40 por ciento anual, se reabrirán las discusiones salariales.

El ministro reconoció que las diferencias en el Frente de Todos (FdT), y consideró en otros países es común que las colaciones de gobierno expresen sus divergencias de cara a la opinión pública «en debates abiertos».

“El peronismo gana unido. Las experiencias que hemos tenido lo demuestran, por lo que la herramienta electoral es el Frente de Todos. Pero para las elecciones del año que viene aún falta mucho”, puntualizó.

Compartir: