Mujeres que vuelan alto

30
0
Compartir:

11/10/2019 El Cronista Comercial – Nota – Sup. Clase Ejecutiva – Pag. 10

¿Del techo al cielo de cristal?
Luz de Sousa Quintas

A nivel global, apenas el 5% de los pilotos de aviación comercial son féminas. En la Argentina, hay sólo 26 trabajando en líneas aéreas. Sin embargo, en ellas está el futuro de la industria.
Dios mío! Es una mujer es el título de la autobiografía publicada en 1990 por la primera piloto australiana, Nancy Bird-Walton (1915-2009). La frase, cuenta en su libro, la dijo un señor cuando vio que ella estaba al mando del avión en el que él iba a viajar. Hoy, casi 30 años después, las pilotos aseguran que todavía es posible escuchar comentarios de ese estilo. Lo cierto es que, a juzgar por cifras oficiales, hay muy pocas chances de subirse a un avión y encontrarse con una mujer en la cabina. Según la Sociedad Internacional de Mujeres Pilotos de Líneas Aéreas (ISWAP, por sus siglas en inglés), sólo el 5% de los pilotos que hay en el mundo trabajando en aviación comercial son mujeres. En la Argentina, las probabilidades de que haya una mujer en la cabina se reducen aún más: sólo hay 26 trabajando como pilotos y copilotos en líneas aéreas, cuenta Nuria Estévez, comandante de Austral.
Según pudo relevar Clase Ejecutiva, en la actualidad en Aerolíneas Argentinas y Austral hay 14 mujeres piloto; en Norwegian Air Argentina, dos; en JetSmart, una; en Latam Argentina, cuatro y en Flybondi, dos. Un total de 23 pilotos, cifra que viene creciendo, pero contrasta mucho con los 2.000 varones pilotos que hay en el país. Los últimos números de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) muestran que hay 32 mujeres con la licencia TLA -la categoría más alta, que requiere 1500 horas de vuelo de experiencia y habilita a ser comandante de línea aérea- dentro de un total de 4.192. Ya a nivel general, hablando no sólo de aviación comercial, en la Argentina el total de licencias asciende a 62.647, pero sólo 1.359 (un 2,1% del total) son femeninas.
Ahora bien, ¿por qué hay tan pocas pilotos? Según cuentan ellas, es una profesión culturalmente asociada a los hombres. Incluso, dicen, hasta no hace mucho tiempo las mujeres desconocían que podían ser pilotos y por eso no acudían a las escuelas de aviación. Hoy eso está cambiando y son más las que deciden incursionar en este mundo ‘de hombres’.
Según ISWAP, ante el crecimiento del tráfico aéreo y el déficit de pilotos que se prevé en el futuro -Boeing estima que en los próximos 20 años harán falta más de 600.000 pilotos en la aviación comercial- algunas compañías vienen alentando a más mujeres a incursionar en esta profesión.
La low cost británica Easyjet, por ejemplo, espera que para 2020 el 20% de sus nuevos pilotos sean mujeres, para así contrarrestar la tendencia mundial.

Compartir: