Norwegian, en apuros: negocia la nacionalización de la aerolínea

209
0
Compartir:

LA LOW COST NO DISPONE DE DINERO PARA PASAR EL INVIERNO

La compañía apenas ha obtenido algo menos de 300 millones de euros de dinero público, aunque por otro lado ha reducido su plantilla a su mínima expresión.

Los máximos directivos de Norwegian, la aerolínea low-cost que hoy ha reducido su actividad y es propiedad de sus antiguos acreedores, han iniciado negociaciones con el gobierno noruego de cara a una posible nacionalización de la empresa. La medida sería transitoria, según se ha sabido (Revés para Norwegian: Suecia le niega una garantía de crédito estatal).

Jacob Schram, el director general de la compañía, ha mantenido reuniones con integrantes del gobierno noruego de cara a conseguir una inyección de dinero que le permita pasar el invierno. Hasta ahora, la compañía apenas ha obtenido algo menos de 300 millones de euros de dinero público, aunque por otro lado ha reducido su plantilla a su mínima expresión.

Schram explicó a los medios de comunicación que, desgraciadamente, esta ayuda no ha sido suficiente para que la compañía pueda pasar esta crisis, cuya orilla opuesta aún no se vislumbra.

No ha trascendido exactamente con quién se ha entrevistado Schram, pero parece que hay lideres de varios partidos políticos, lo cual tiene sentido dada la composición multicolor del gobierno. Algunos de los políticos ha manifestado su disposición a ayudar antes a Norwegian que no a SAS, que es propiedad de los gobiernos sueco y danés. Jon Gunnes, el portavoz de los liberales noruegos, dijo que es muy importante salvar esta aerolínea.

Todas las fuentes citadas por la prensa noruega indican que nunca el gobierno invertirá de manera definitiva y que si accede al capital sería transitoriamente.

Norwegian llegó a lo más profundo de su crisis, que arrastraba desde hacía varios años, al estallar la pandemia del coronavirus. En ese momento, los acreedores, sobre todo los bancos que arriendan los aviones, fundamentalmente el BCCH chino, convirtieron su deuda en capital, desplazando a los anteriores propietarios.

Ya en aquellas fechas tempranas, cuando todo el mundo pensaba que esta crisis no duraría muchos meses, Norwegian dijo que no volvería a volar hasta 2021. Hoy opera, pero sólo una parte mínima de su flota. La compañía, que volverá muy orientada a los vuelos trascontinentales, dice que quiere recuperar la normalidad para 2022.

Fuente: preferente.com

Compartir: