Norwegian no despega: casi 100 millones de pérdidas en 2019

487
0
Compartir:

LA COMPAÑÍA CULPA DE LA SITUACIÓN A LOS PROBLEMAS DEL BOEING 737 MAX

«Me complace que sigamos cumpliendo con la estrategia de pasar del crecimiento a la rentabilidad», ha dicho Jacob Schram, CEO de la aerolínea noruega.
Norwegian tiene 18 aviones 737 Max en tierra y 16 entregas pendientes de este modelo de aeronave.

Norwegian ha finalizado el ejercicio de 2019 con unas pérdidas superiores a los (83 millones de libras) 98,8 millones de euros, situación que achaca a los problemas surgidos con los Boeing 737 Max, pese a lo cual los responsables de la aerolínea argumentan que sus cifras de enero muestran que la compañía “continúa cumpliendo” su estrategia para ser rentable, según informa Buying Business Travel. (Norwegian devuelve los slots que tenía en Heathrow)

La low cost tiene en estos momentos 18 aviones con problemas en tierra, además de 16 entregas pendientes, que se han retrasado hasta que no se corrijan todos los fallos y la Administración Federal de Aviación (FAA) de EEUU dé luz verde a la vuelta a la actividad de las aeronaves (Norwegian descarta el uso del Boeing 737 Max para volar este verano).

A pesar del impacto en su cuenta de resultados de lo ocurrido con los 737 Max, la aerolínea dijo que sus datos son buenos, tanto en lo que respecta a la reducción de emisiones de CO2, gracias a una flota de aviones moderna, con una media de 4,6 años.

“Me complace que sigamos cumpliendo con la estrategia de pasar del crecimiento a la rentabilidad. Durante direz meses consecutivos, incluido enero, la reducción de capacidad planificada afectó positivamente a los ingresos unitarios y al factor de carga”, ha declarado Jacob Schram.

El máximo directivo de Norwegian ha añadido: “En los próximos meses espero trabajar junto con mis colegas para posicionar a Norwegian para un futuro rentable y sostenible en la aviación internacional” (Norwegian descarta el uso del Boeing 737 Max para volar este verano).

Durante los últimos meses Norwegian ha adoptado distintas medidas para ganar en rentabilidad. Desde cobrar por la maleta de mano que se embarca, siguiendo el modelo de Ryanair, a no eliminar las salas VIP para sus clientes premium o cobrar una cantidad en cada billete para compensar la emisión de CO2 (Norwegian: una política de equipajes calcada a la de su rival Ryanair).

www.preferente.com

Compartir: