Poca información oficial sobre el nuevo Boeing 777X incrementa incertidumbres

344
0
Compartir:

La compañía enfrenta su hora más difícil • Por Luis Alberto Franco.

El 25 de enero del año pasado Boeing informó sobre el primer vuelo de su nuevo avión 777X. Según el fabricante, la aeronave entraba así “en la siguiente fase del riguroso programa de pruebas”, lo cual fue informado oportunamente por Aeromarket.  https://aeromarket.com.ar/noticias/el-777x-volo-por-primera-vez/

Luego, el 30 de abril de ese mismo año, voló un segundo avión, pero desde entonces no ha sido mucha la información sobre la evolución del proyecto.

Aquellas pruebas de vuelo fueron satisfactorias luego de algunos inconvenientes que alarmaron a algunos pero que son propias de un programa de testeos extremos que suele llevar a las aeronaves a exigencias muy superiores a las que deberá soportar en un vuelo estándar.

Aeromarket se puso en contacto con el equipo de comunicaciones de Boeing para interiorizarse sobre la aeronave e Iván E. Gale respondió a algunos de nuestros interrogantes. “Boeing está completamente enfocada en la seguridad como la máxima prioridad. Al momento el nuevo 777-9 es sometido a un riguroso programa de pruebas que se está llevando a cabo tanto en tierra como en el aire, para demostrar la seguridad y confiabilidad del diseño”, dijo Gale.

El interlocutor de Aeromarket explicó que en la actualidad están volando los cuatro aviones que se construyeron para este período en que se exige al máximo su rendimiento y fortaleza. “Las pruebas van bien y estamos satisfechos con el progreso que estamos logrando”, añadió el hombre de prensa de Boeing.

A nuestra pregunta sobre la certificación, el ejecutivo afirmó que se trabajaba “en estrecha colaboración con los reguladores globales en todos los aspectos del desarrollo del 777X, lo cual implica escuchar todos sus comentarios y aplicar las lecciones aprendidas en la recertificación del programa 737 MAX a la certificación del 777X. En última instancia, el momento de la certificación será determinado por los reguladores antes de la primera entrega, que estimamos será a fines de 2023”, concluyó el ejecutivo.

No hay dudas de que no hay demasiado apuro para sacar un avión de las características del 777X a un mercado impredecible.

Clientes dubitativos y cautos

El presidente de la aerolínea Emirates, Sir Tim Clark dijo hace unas semanas a la agencia Reuters, que la compañía no incorporaría el modelo hasta avanzado 2024.

El avión tenía una fecha reprogramada de entrega para mediados de 2020 pero, como sucede con estas aeronaves que incorporan tantas innovaciones, las postergaciones son moneda corriente. En el caso del 777X, algunos de sus problemas se debieron a que el motor de General Electric GE9X, se demoró en la fase de ensayos; pero está claro que nadie comenzaría a entregar un nuevo avión de las dimensiones del 777X cuando las empresas tienen en tierra entre el 70 y el 95% de sus flotas a causa de la pandemia del SARS-CoV-2.

En los últimos días circuló la información de que se habrían cancelado cientos de órdenes de compra del modelo, en parte por el atraso de tres años y también por la situación general, pero Boeing no confirmó la especie.

Es importante recordar que los atrasos habilitarían a cancelar los aviones, lo cual es un incentivo negativo en el actual escenario y una espada de Damocles más sobre Boeing.

En el cronograma de entregas ahora está en primer lugar Lufthansa, seguida por la aludida Emirates, pero también Qatar Airways, Etihad Airways, British Airways, Cathay Pacific, Singapore Airlines y ANA Holdings, pero hoy por hoy es imposible pronosticar cuáles compañías sobrevivirán a la crisis y cuántas desearán un modelo como el 777X, por más eficiente e innovador que sea.

Más allá de lo que las aerolíneas decidan, la demora con este modelo le estaría costando a Boeing más de 6.000 millones de dólares, los cuales se suman a las penurias financieras del gigante aeroindustrial que enfrenta dificultades por las consecuencias del Boeing 737 MAX y por problemas técnicos con sus 787 Dreamliner y una caída en la producción de 14 a 6 aviones por mes, lo cual significa riesgos de pérdidas futuras.

Fuente: aeromarket.com.ar

 

Compartir: