Ryanair desata una guerra frontal contra Lufthansa

564
0
Compartir:

ARREMETE SIN CUARTEL CONTRA SUS RUTAS A ITALIA, GRECIA Y BALCANES

Replica servicios de Eurowings y Austrian incluso los mismos días y casi a las mismas horas
A Lufthansa le espera un enemigo poderoso, que ya se enfrentó a British Airways y la diezmó; que hizo lo propio con Iberia, y que dejó a Alitalia fuera del mapa

Lufthansa se ha quejado amargamente de la guerra de las low-cost. Ryanair, tal vez consciente de que está haciendo daño, ha orientado toda su artillería contra Austrian, una de sus filiales, contra Eurowings, que no para de perder dinero, y contra Lufthansa. Es la mayor guerra comercial de los últimos años en Europa, con epicentro en Viena. Malos años, de paso, para la filial de IAG en la ciudad, Level, que será un ‘daño colateral’.

Para empezar, Ryanair posiciona cuatro aviones más, porque su guerra no tiene cuartel, y sus bolsillos no tienen fondo. Y lanza una batalla frontal por los enlaces al Mediterráneo, a las ciudades turísticas, a ese campo que Lufthansa creía que iba a heredar de Air Berlín para ella sola.

Vean: Lauda volará el verano que viene a Brindisi, Lamezia Terme, Catania, Palermo, Alguer, y Milán Malpensa. Nunca antes se había visto un despliegue así. De frente contra Lufthansa. Una publicación especializada destaca este exceso indisimulado: Eurowings vuela los miércoles y domingos de Viena al Alguer, en Cerdeña, y Lauda pone sus vuelos exactamente los mismos días, ya se imaginan que con precios mucho más bajos. A Brindisi, Lauda volará cinco días por semana. A Lamezia, Calabria, dos por semana, igual que Austrian. A Catania, tres por semana, contra cuatro de Austrian.

Pero la batalla no es sólo Italia: también afecta a Grecia. Dos vuelos semanales a Cefalonia y dos a Skiatos, casi igual que Austrian.

Y también guerra en los Balcanes. A Sarajevo, históricamente Austrian fue la líder, con dos vuelos diarios. Ahí también entra Lauda, con vuelos a Banja Luka, cerca de Croacia, que permite también enlazar con Zagreb.

La guerra se extiende a Zadar, en Croacia, rompiendo el monopolio de las aerolíneas de Lufthansa. Y a Dubrovnik, a donde Austrian vuela incluso dos veces al día. El verano que viene, allí entra Lauda, con precios siempre más agresivos.

Sólo hay un vuelo que se diferencia de estos: un Shannon Viena semanal. Y ni uno compitiendo por los enlaces con ciudades continentales: la guerra de Ryanair contra el grupo Lufthansa pretende ahora alterar otra de sus fuentes de ingresos estables: Grecia, Balcanes e Italia, sobre todo vacacional.

A Lufthansa le espera un enemigo poderoso, que ya se enfrentó a British Airways y la diezmó; que hizo lo propio con Iberia, que dejó a Alitalia fuera del mapa. Ryanair se atreve ya con los más grandes.

www.preferente.com

Compartir: