United suspende vuelos a Newark y reclama

242
0
Compartir:

La falta de infraestructura y controladores en Estados Unidos comienza a afectar a las aerolíneas.

United Airlines redujo para agosto y principios de septiembre 15 vuelos de su programa de vuelos diarios en Newark que afectaría a un 4 % de los viajeros.

La semana pasada, la aerolínea anunció su plan para reducir los vuelos en el aeropuerto del área de la ciudad de Nueva York de 410 a aproximadamente 395 debido a cuestiones operativas.

Según la compañía los vuelos se suspenderán temporalmente en el servicio entre Honolulu y Newark hasta el 4 de septiembre, sin afectar ningún vuelo internacional.

En abril, United ya había revelado su intención de reducir las salidas diarias desde Newark a 408 desde los 438 vuelos anteriores de los días pico de viajes de verano.

Esta medida se produjo después de que la Administración Federal de Aviación (FAA) otorgara exenciones para permitir que las aerolíneas no operen hasta el 10 % de los vuelos en aeropuertos congestionados debido a la escasez de controladores de tránsito aéreo.

Una auditoría del gobierno planteó preocupaciones sobre problemas de personal que podrían afectar la continuidad de las operaciones aéreas. Como resultado, las aerolíneas estadounidenses, incluida United, han estado abogando por una mayor contratación de controladores de tráfico aéreo.

El director ejecutivo de United, Scott Kirby, se reunió con el jefe interino de la FAA el pasado 11 de julio, luego de lanzar críticas sobre el desempeño del control de tránsito aéreo de los Estados Unidos. Kirby había dicho que Newark tiene una cantidad excesiva de vuelos programados que excede la capacidad de la infraestructura del aeropuerto.

Después de un fin de semana de problemas de control de tránsito, Kirby se dirigió a los empleados de United en un memorando fechado el 26 de junio, en el que decía que “la FAA francamente nos falló”. Calculó que más de 150.000 clientes de United se vieron afectados por “problemas de personal de la FAA y su capacidad para administrar el tránsito aéreo”.

Luego de aquellas declaraciones, y con posterioridad a la reunión entre la jefa interina de la FAA, Polly Trottenberg, Kirby cambió el tono al señalar que la FAA había sido “particularmente útil, receptiva y comunicativa” durante las dos semanas anteriores.

La FAA está bajo una severa crítica por graves falencias y la decisión de United es sólo un síntoma de las dificultades estructurales que ante el crecimiento de la aviación comercial son cada vez son más notorias.

Compartir: