Unos 300 vuelos complicados y destrozos por el temporal

465
0
Compartir:

13/10/2019 Perfil – Nota – Sociedad – Pag. 58

EN PLENO FIN DE SEMANA LARGO
SANTIAGO CARRILLO

En Aeroparque y Ezeiza, Aerolíneas Argentinas canceló 150 servicios. Hubo pasajeros varados dentro de los aviones y siete horas de demora en la entrega de equipajes. En el Gran Buenos Aires, varios partidos inundados.
RAYOS. Las tormentas eléctricas impidieron los desembarques. Miles de pasajeros debieron esperar las reprogramaciones.

Hacia la medianoche del viernes se desató el fuerte temporal que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anunciaba desde el comienzo de semana y produjo severas complicaciones en el Gran Buenos Aires. Según el SMN, solo durante la madrugada cayeron más de 180 mm de agua, lo que provocó cancelaciones en los vuelos de Ezeiza y Aeroparque, además de inundaciones en la zona sur del Conurbano y caída de árboles en la Ciudad. Al cierre de esta edición, aún se mantenía la alerta meteorológica.
Desde la mañana de ayer, Aeropuertos Argentina 2000 anunció que “por protocolo de seguridad el personal de plataforma debe interrumpir sus tareas habituales durante eventos meteorológicos adversos. No se realiza carga de combustible”. Por eso, más de 300 vuelos estuvieron afectados, entre cancelaciones, demoras y reprogramaciones, entre el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y el Aeroparque Jorge Newbery. Solo en Aerolíneas Argentinas se cancelaron 150 vuelos, que afectaron a más de 18 mil pasajeros, detallaron. “Nuestro vuelo salía 13.45 rumbo a San Rafael, Mendoza. Recién a esa hora nos avisaron que se canceló y me enteré porque fui a preguntar. Ahora tenemos que hacer una fila larguísima para reprogramar el pasaje; la verdad que estamos con un poco de bronca”, manifiesta una pasajera que se encontraba en Aeroparque.
Por otro lado, la actriz Sofía Gala Castiglione publicó en Twitter que “hay demora de hasta siete horas para entregar las maletas. La gente no recibe información y no sabe qué hacer. Yo viajé por Iberia y no hay nadie que se haga responsable ni nos comunique qué hacer o qué va a pasar con nuestras cosas”.
En cuanto a los arribos, los aviones fueron desviados a Montevideo, Rosario y Córdoba, donde las condiciones climáticas eran más favorables.
Sin embargo, durante la tarde de ayer el cielo escampó y durante varias horas hubo pasajeros que pudieron despegar en un fin de semana largo que genera expectativa en las operadoras turísticas.
En este sentido, la Cámara Argentina de Turismo detalló en un comunicado ayer que hay una ocupación promedio del 75% en todo el país. En la Ciudad, se espera que haya un total de 91 mil visitantes, de los cuales 25 mil son extranjeros.
En alerta. Hasta las 13 de ayer, la Ciudad permaneció en alerta amarilla. Desde la madrugada del viernes hasta la noche de ayer, se registraron anegamientos en 97 calles porteñas por inundaciones y otras 58 por la caída de árboles producidas por las fuertes ráfagas de viento. Según el Centro Unico de Coordinación y Control, el barrio más afectado fue Montecastro y le siguieron Flores, Villa Devoto, Núñez y Palermo.
Pero la situación más crítica continúa viviéndose en la zona sur del conurbano bonaerense, donde varios barrios de Quilmes y Berazategui se encuentran bajo el agua. En tanto, José C. Paz, San Miguel, Pilar, San Martín, Morón, Haedo y Ramos Mejía también reportaron anegaciones en sus calles, las cuales en muchos casos son de tierra.
Además, en la ciudad de La Plata, donde se desarrolla el 34º Encuentro Nacional de Mujeres, Bomberos suspendió el acto inaugural. Las autoridades detallaron que las precipitaciones superaron los 200 mm durante las últimas 24 horas.

La situación más crítica por el agua se produjo en el sur del Conurbano

BAJO EL AGUA. Autos rotos por los árboles y calles intransitables.

Compartir: