A partir del lunes, reabre el Aeroparque, que ahora sumará a las low cost

131
0
Compartir:

11/03/2021 La Nación – Nota – Economía – Pag. 21
Sofía Diamante

Vuelos. Debutarán en ese aeropuerto tras el cierre de El Palomar y la mudanza a Ezeiza; vuelven a operar allí el resto de las aerolíneas.

Tras más de siete meses de obras, finalmente el próximo lunes los aviones comenzarán a aterrizar y despegar de nuevo en el Aeroparque Metropolitano. Con esta reapertura, será el debut también de las operaciones low cost que, tras el cierre de El Palomar por las restricciones sanitarias, trasladarán sus servicios domésticos al aeropuerto porteño. En el caso de Aerolíneas Argentinas, la empresa además utilizará la base del Aeroparque para operar sus vuelos regionales.
El primer vuelo en estrenar la nueva pista alargada será el del servicio de la aerolínea de bandera proveniente de Córdoba, que hará su aterrizaje a las 19:10. Más tarde llegarán tres aviones de Jet- Smart, que, por primera vez desde que comenzó a operar en la Argentina, dormirán en el Aeroparque.

Lo mismo ocurrirá con Flybondi al día siguiente, que mudará de Ezeiza a Aeroparque los dos aviones que tiene en el país.
Por ahora, el único vuelo internacional low cost, que realiza JetSmart a Chile, seguirá despegando desde Ezeiza. La empresa propiedad del fondo estadounidense Indigo Partners ya pidió al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) la autorización para operar sus vuelos internacionales desde el Aeroparque, pero todavía no tuvo respuesta. Flybondi hizo lo propio también, pero la compañía todavía no tiene vuelos al exterior; su plan es comenzar a volar a Brasil y Paraguay a partir de julio.

Con la apertura de Aeroparque se abre una nueva negociación entre las compañías y el Orsna. Las low cost pagaban una tasa de aterrizaje diferencial en El Palomar al operador aeroportuario (Aeropuertos Argentina 2000), que se les prometió que se mantendría con el cierre de El Palomar y la mudanza al aeropuerto internacional de Ezeiza.

Las low cost ya realizaron la consulta formal para saber si se mantendría esta tasa diferencial, pero todavía no tuvieron respuesta.
En el Orsna dijeron a la nación, sin embargo, que «en Aeroparque pagarán lo mismo que pagan todas las líneas que operan ahí». De confirmarse esta decisión, los pasajes low cost se encarecerían.
«Nosotros pagamos la tasa sobre pasaje vendido. De haber un aumento, se pueden generar dos situaciones con los pasajes ya vendidos para los vuelos de Aeroparque: o vemos cómo lo financiamos o se lo trasladamos a los pasajeros», indicó Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSmart.

Hoy, del precio total de un pasaje a Chile comprado a través de la low cost JetSmart, alrededor del 60% responde al peso de los tributos, entre el impuesto Dirección Nacional de Turismo, la tasa de seguridad, la tasa de aeropuerto, el impuesto PAIS y las retenciones del 35%. En el caso de comprar el pasaje por Aerolíneas Argentinas, el 70% del costo final son impuestos.

«Por ahora los únicos vuelos internacionales que tenemos andando son a Chile. Llegado el caso más adelante de ampliar a otros destinos, pediremos más lugares en Aeroparque. Debería ser posible que nos den porque LAN dejó de volar y tenía muchas posiciones.

Todavía tiene seis aviones en Aeroparque. Lo ideal sería que los distribuyan de forma equitativa», dijo Pérez Corral.
El directivo comentó además que, por más que El Palomar vuelva a estar operativo para vuelos comerciales, «la conveniencia sería tener toda la operación en Aeroparque, que es el aeropuerto mejor posicionado de Buenos Aires».
Flybondi también conectará con sus 12 destinos nacionales desde el Aeroparque. Estos son: Córdoba, Mendoza, Bariloche, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Iguazú, Posadas, Trelew, Neuquén, Tucumán y Corrientes.
El aeropuerto porteño tenía previsto la obra en la pista desde hacía más de un año, que implicaba el cierre temporario de casi dos meses ya que era de menor escala.

«Aprovechando este momento particular de pandemia, el Orsna solicitó a Aeropuertos Argentina 2000 el estudio de factibilidad para realizar una obra de mayor envergadura», indicaron en la compañía que fundó la familia Eurnekian.
Las obras de modernización y alargue de la pista de despegue y aterrizaje que programó el Gobierno tienen como fin la regionalización del Aeroparque, a diferencia de la administración anterior, que había dispuesto que el aeropuerto porteño fuera solo para vuelos de cabotaje, lo que ocasionó que todas las empresas mudaran sus operaciones internacionales a Ezeiza. La inversión de las obras fue $5000 millones.

El aeropuerto porteño estuvo cerrado más de siete meses por las obras

Compartir: