Aerolíneas Argentinas cumple un año sin recibir subsidios del Estado

134
0
Compartir:

19/03/2024 Cronista.com – Nota

EL CRONISTA NEGOCIOS VUELOS EFICIENTIZACIÓN

Febrero de 2023 fue el último mes en el que la aerolínea de bandera usó aportes del Estado, por $ 6000 millones. Desde marzo del año pasado, no se ejecutaron fondos, resultado que la operadora adjudica a la eficientización iniciada en la fusión con Austral Aerolíneas Argentinas cumplió un año sin recibir subsidios. Según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto Nacional y Administración Financiera Pública, febrero de 2023 fue el último mes en el que la aerolínea de bandera usó fondos del Estado, por $ 6000 millones.

Pero, de acuerdo a la compañía, ese monto fue correspondiente al presupuesto 2022. Para ese año, se había proyectado aportes por $ 72.000 millones para la empresa. Sin embargo,  se ejecutó cerca de un 70%, alrededor de $ 50.400,  de acuerdo al informe de ejecución financiera del presupuesto, en el que se analizan los recursos, gastos y resultados con subsidios económicos que el Estado Nacional otorga a empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado, además de la distribución del gasto en provincias y municipios.

Desde marzo de 2023, la aérea no volvió a recibir subsidios, por lo que terminó el año sin percibir fondos, al igual que en los dos primeros meses de 2024 y lo que va de marzo.

Aerolíneas Argentinas no ejecutó el presupuesto de 2023, por $ 90.000 millones aprobado para la empresa en subsidios. Aunque se devengaron $ 40.000 millones, la compañía no hizo uso de los fondos.

De acuerdo a la operadora, estos resultados se deben al proceso de eficientización que se logró a partir de la fusión entre Aerolíneas Argentinas y Austral en 2020, en pandemia. Hasta entonces, ambas compañías funcionaban como dos unidades de negocio distintas dentro de un mismo grupo empresario, lo cual cambió desde ese año.

El balance de 2023 todavía no está cerrado, pero la compañía estimaba terminar el año con ganancias, aunque el resultado podría haberse visto afectado por efecto de la devaluación de diciembre.

En la temporada de verano, la operadora de bandera alcanzó un nuevo récord.   Transportó a 2.418.000 pasajeros en enero y febrero, lo que representó un incremento del 11% en comparación con el mismo periodo del año anterior, marcando un nuevo logro para la compañía.

En enero, la aerolínea movilizó a 1.271.000 pasajeros y registró un aumento del 12% con respecto a enero de 2023. En febrero, esta cifra ascendió a 1.146.000 pasajeros, un aumento del 11% en comparación con febrero del año anterior. Además, la ocupación promedio en los dos primeros meses de 2024 alcanzó el 84% , superando en más de un punto a la performance del primer bimestre de 2023.

Un aspecto destacado fue la mejora en la puntualidad , como parte de la eficientización de la operación. En febrero, aumentó en un 4% en relación a enero , alcanzando un promedio del 86% en vuelos con salidas y llegadas a horario. La empresa ya ocupaba en enero el quinto lugar en el ranking de puntualidad de aerolíneas de la región , de acuerdo a las mediciones realizadas por la consultora especializada Cirium.
Los datos de Aerolíneas Argentinas contrastan con el balance final de la temporada que hizo la industria . En gran medida, esto se debió a la anticipación de compra de pasajes durante 2023 antes de la devaluación y el cambio de gobierno, y este proceso interno que encaró hace menos de cuatro años la empresa.

La crisis y la baja del consumo por la inflación y la pérdida del poder adquisitivo se reflejaron en los datos generales de performance del verano del sector. Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), entre el 15 de diciembre y el 29 de febrero, un lapso que incluye el feriado largo de Carnaval, la cantidad de turistas se redujo un 13,7% en comparación con el mismo período del año pasado.
Aunque febrero revirtió la tendencia de enero por las ofertas que la industria lanzó, la temporada terminó a la baja, con 29,2 millones de turistas y un impacto económico de $ 5 billones.  No obstante,  esto llevó a que la caída registrada fuera «menos marcada de lo que inicialmente parecía ser» . De esa forma, el gasto económico total real subió 3,5% , ya que el gasto diario promedio del turista receptivo fue $ 44.048 por persona, un 29,7% más que en 2023.

Compartir: