Aerolíneas se preparan para hacer frente a escasez de personal

55
0
Compartir:

30/05/2022 America-retail.com – Nota
Dagnia González

El tráfico aéreo está volviendo a los niveles anteriores a la pandemia y algunas aerolíneas se enfrentan a la escasez de personal tras haber recortado plantilla cuando los viajes cayeron en picado.

Para fomentar la demanda de empleo, easyJet pagará a las nuevas contrataciones y a los empleados actuales una bonificación al final del verano.
Otras compañías aéreas se han embarcado en un proceso de selección para evitar que se repitan los problemas de gestión de los últimos meses.

¿Podría la industria de la aviación enfrentarse a una crisis de capacidad tras la pandemia? Las últimas semanas, cuando se ha llegado a niveles cercanos a los de 2019, ya han mostrado señales de ello.
A raíz de los problemas de congestión que están sufriendo aeropuertos de todo el mundo por el retorno de los viajes –y, en algunos casos, la escasez de recursos y personal – se están viendo colas más largas e incluso algunos pasajeros llegan a perder sus vuelos.

Aunque no todas las compañías se recuperan al mismo ritmo, el recorte general de plantillas ha complicado la vuelta a la normalidad, ya que ahora aeropuertos y aerolíneas tienen que manejar un aumento en los viajes a medida que gran parte del mundo elimina las restricciones.

Con el fin de combatir la escasez de personal que ha provocado la peor ola de cancelaciones de la última década, varias aerolíneas están tomando medidas –algunas en forma de incentivos– para combatir este problema.
Así, easyJet pagará a su personal una bonificación de 1.000 libras (alrededor de 1.166 euros al cambio actual) para luchar contra dicha escasez de personal.

La aerolínea de bajo coste pagará a los nuevos contratados y a los empleados existentes la suma única al final del verano, ya que la demanda de vuelos vuelve a acercarse a los niveles anteriores a la pandemia, según señaló a Business Insider .
«EasyJet pagará a sus tripulantes de cabina un pago de reconocimiento al final de la temporada de verano para reconocer su contribución a la operación de este verano, que se espera que vuelva a estar cerca de los niveles de 2019 por primera vez desde la pandemia», anunció.

Este mismo mes, la empresa anunciaba su plan para eliminar una fila de asientos de algunos de sus aviones para poder operar vuelos con menos personal de cabina. Se trata de la última fila de asientos de su flota de A319, lo que limitará el número de pasajeros a bordo a un máximo de 150 y permitirá así volar con 3 tripulantes de cabina en lugar de 4.
Además de EasyJet, British Airways también tuvo que recortar cientos de vuelos el mes pasado. En concreto, la filial de IAG canceló 1.400 vuelos desde principios de abril, según el proveedor de datos de vuelos Cirium.

Por ello, ambas aerolíneas británicas están contratando a nuevos tripulantes de cabina para sustituir al personal despedido durante la pandemia.

La filial de IAG creará su primera base en el extranjero para vuelos de corta distancia y lo hará concretamente en Madrid. La compañía abrirá esta base de tripulación de cabina con el fin de evitar que el reciente caos se prolongue durante todo el verano.

Pese a ello, British Airways anunció que reduciría su programa de vuelos en un 10% entre marzo y octubre como consecuencia de la escasez de mano de obra, según informó previamente Financial Times.

Compartir: