Air Europa: maestría en el marketing

376
0
Compartir:

OPINIÓN

Actualizado 10 febrero, 2023
El sobrecargo
La noticia publicada en Diario de Ibiza dice lo siguiente: “Air Europa se alía con Uep Fly para asegurar la conexión entre Ibiza y el resto de las islas”. Se refiere a las Baleares (Air Europa deja de operar los vuelos interislas en Baleares).

El texto explica que esa alianza es en realidad un acuerdo de código compartido “para garantizar la conectividad entre las Islas Baleares”.

Añade que dejará de operar el próximo 26 de marzo y dice que “de esta manera la compañía continúa asegurando la movilidad interinsular para todos sus clientes, al mismo tiempo que mantiene que se preste de acuerdo con sus estándares de sostenibilidad”. Y concluye diciendo que “para nosotros –se refiere a Air Europa– era prioridad que se mantuviera la mejor operativa entre las Baleares”.

El noventa por ciento de quienes oyen una noticia no profundiza. Y, además, pocos conocen qué es exactamente un acuerdo de código compartido. El tono en general viene a decir que Air Europa ha encargado a Uep Fly que vuele en su lugar y que cuidadín, que lo haga con sus altos estándares de sostenibilidad. Da la impresión de que ha sido un logro, de que Baleares tiene que aplaudir el compromiso de Air Europa.

Los que entienden un pelín de qué va esto están partiéndose de risa. Las cosas son más simples. Air Europa, que antes alquilaba los aviones de Swiftair para estas rutas, decidió en su día romper ese alquiler y volar con sus propios ATR –con los que antes se había estrellado en Canarias, queriendo competir con Binter–. Y Swiftair, en lugar de marcharse, creó Uep Fly, que hace lo mismo que hacía antes Air Europa, con los mismos aviones, pero añadiendo oferta y agravando las pérdidas, al menos en invierno.

Hoy, pues, las rutas entre Mallorca y Menorca y Mallorca e Ibiza tienen un exceso de vuelos, con los aviones de Air Europa (ATR), los de Uep Fly (ATR) y los de Air Nostrum (casi siempre ATR, aunque a veces opera los CRJ a reacción de Bombardier). Un exceso absoluto que Air Europa no aguantó. Y cierra. Abandona. Se larga. Desde este 26 de marzo ya no tendrá nada que hacer en esas rutas.

El código compartido con Uep Fly en verdad sólo significa que podrá ofrecer a sus clientes que vienen de otras procedencias un enlace con su propio código, en un avión que no opera. Lo de los estándares de sostenibilidad y lo de mejorar la conectividad es una burla. Donde había tres compañías volando, ahora habrá dos. Y listo. Aún sobrará oferta, por lo menos en invierno, pero de conectividad, nada.

En la sostenibilidad sí tiene razón: el estándar de Uep Fly es el mismo de Air Europa. O sea el que tiene un ATR de segunda mano. Ni más ni menos.

Pero por lavado de cara que no quede.

Compartir: