Alberto Fernandez dijo que Dietrich debería avergonzarse por la política aerocomercial

542
0
Compartir:

Durante una conferencia de prensa que tuvo lugar en Mendoza el viernes pasado, Alberto Fernandez se refirió a la situación del mercado aerocomercial y a la de Aerolíneas Argentinas con términos bastante duros hacia el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, tras una pregunta de un periodista de radio Nihuil.

«Le diría al ministro Dietrich que haga una profunda autocrítica, que revisen lo que han hecho», dijo el precandidato presidencial por el Frente de Todos.

«El problema de hoy es que siguen desguazando Aerolíneas, siguen vendiendo aviones y regalando rutas aéreas internas a emprendimientos de los que Dietrich debería avergonzarse, y Macri también», prosiguió, aclarando que se refería a Avianca y Flybondi, «proyectos de los que deberían avergonzarse porque han precarizado el sistema de vuelos en la Argentina».

Considerando el contexto del viernes, con múltiples demoras y cancelaciones tras las asambleas de APLA y Aeronavegantes, el candidato kirchnerista dijo que «lo que está reclamando la gente de Aerolíneas y todos sus gremios es que dejen de desguazar el sistema aéreo estatal porque es el único que se preocupa por darle conectividad a toda la Argentina».

«Nunca vi que Avianca o Flybondi estén preocupadas por llegar a Catamarca o La Rioja. Solo les preocupa llegar a los centros turísticos. Negocio seguros. Y mientras hacen esto, todos los días desguazan y venden un avión de Aerolíneas», aseguró Fernandez.

Y volvió a dirigirse a Dietrich pidiéndole que «tenga un gesto de honestidad intelectual y revise lo que ha hecho, porque en materia aeronáutica ha hecho las cosas lo suficientemente mal para que empiece a sentir un poco de vergüenza».

Por el poder de fuego que tienen los gremios aeronáuticos en la opinión pública (tanto para generar simpatía como antipatía), y porque Aerolíneas Argentinas fue una de las grandes banderas recuperadas por el kirchnerismo, la política aerocomercial del gobierno de Macri será uno de los blancos preferidos de ese sector político durante la campaña presidencial. Además tiene un condimento especial: es muy fácil exagerar o directamente mentir sobre muchos aspectos de la misma (y ojo, puede aplicar en ambas direcciones) porque sus fundamentos son un misterio para la inmensa mayoría.

Es sí, Fernandez deberá afinar su discurso sobre el tema, porque meter a Avianca y Flybondi en la misma bolsa o decir que Aerolíneas está vendiendo aviones son chicanas muy baratas que serían apenas aceptables incluso en el AeroTwitter local.

En lo personal, habiendo manifestado en muchas ocasiones mi posición editorial favorable a la apertura del mercado aerocomercial (que POR DIOS no es igual a desear que Aerolíneas cierre pero tampoco es disfrazarme de patriota por conveniencia mientras tuiteo con mi iPhone que precisamente no fue ensamblado en Tierra del Fuego), creo que este proceso podría haberse llevado adelante de una mejor manera, desarrollando otro marco legal (¡tenemos un Código Aeronáutico de hace cinco décadas!), con pasos algo más lentos pero seguros; también soy consciente de que en Argentina eso suele traducirse en nunca lograr nada, y en quedarnos discutiendo una hermosa teoría de la matriz del transporte que jamás verá la luz (y estamos llenos de grandes teóricos de la industria aerocomercial que lo más cercano que estuvieron de la realidad de una empresa privada fue atender un turno de la fotocopiadora del centro de estudiantes).

En tres años, sin embargo, el transporte aerocomercial siguió creciendo, hay nuevas compañías y hasta Buenos Aires sumó un tercer aeropuerto que mueve un millón de pasajeros al año. Eso está, y todos deberíamos apostar a mejorar lo concretado, no en dar veinte pasos atrás hacia políticas que el mundo (el primero y el tercero) abandonaron hace dos décadas.

Fuente: aviacionline.com

Compartir: