Con la inflación disparada, los sindicatos comienzan a discutir acuerdos mes a mes

99
0
Compartir:

16/01/2024 BAE – Nota – Política – Pag. 11
Luis Autalán

La Uocra inauguró la discusión cada 30 días en un marco de incertidumbre.
Las paritarias del 2024 se ven envueltas en la incertidumbre, con un telón de fondo marcado por el debate sobre el DNU y la Ley ómnibus, que incluye la reforma laboral, todo mientras la inflación arremete con fuerza.

Con un aumento sostenido de precios del 25.5% en diciembre y un estimado del 20% para enero, la erosión del poder adquisitivo es evidente. La corrosión no se limita solo a los porcentajes, sino que también afecta las facultades y condiciones de labor que contempla la discusión colectiva. Algunos sectores empresariales proponen discutir el alcance de los derechos adquiridos, respaldando la estrategia del Gobierno.

Sin indicios para prever tendencias a corto plazo y a solo semanas del inicio de la alta temporada de discusión tripartita, la Casa Rosada no ofrece estrategias claras para mitigar la merma salarial, que en términos reales alcanza el 30%, situándose «un 10% por debajo de diciembre de 2001», según lo estimó Luis Campos, coordinador del Observatorio Social de la CTA Autónoma.

Para las pocas mesas que negociaron mejoras en el ámbito industrial, la Uocra acordó un aumento provisional mínimo del 20% a partir de enero, sujeto a revisión y con vencimiento el 31 del corriente. Lo que abre la tendencia de los pactos mensuales en medio de la tempestad.

Siempre en el rubro fabril y con las cicatrices de sus últimas mesas de discusión con las cámaras empresarias que abarcan desde Techint a las pymes industriales, la UOM advierte sobre el riesgo de pérdida de 70,000 puestos de trabajo debido a la apertura de importaciones y otras variables en la metalurgia.

Para las Trabajadoras/es de Casas Particulares, que representan un sector de alto impacto social, la secretaría de Trabajo no anticipa mejoras salariales y pone fin a las iniciativas de registro oficial para dicho sector.

La correlación tarifas/precios también afecta al transporte público de pasajeros, donde algunos empresarios prevén que cualquier incremento salarial que reclame la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se traducirá en un aumento del boleto incluso mayor al ya aplicado.

En el sector público, la administración enfrenta despidos y recortes con el avance gubernamental sobre sectores que considera prescindibles para el modelo de país que pretende desarrollar, generando tensiones en la negociación salarial para UPCN y ATE, quienes se suman al paro del miércoles 24 con movilización al Congreso como medida excluyente antes de cualquier discusión sobre porcentajes.

Lejos de los meses anteriores donde se discutía sumas fijas adicionales como complemento a las paritarias, un debate que tuvo al Gobierno de Alberto Fernández con cruces a viva voz, la mayoría de los gremios evalúan cuánto han perdido en los últimos acuerdos y qué parte de su poder adquisitivo no podrán recuperar.

En cuanto a otras novedades recientes, los Camioneros de Hugo y Pablo Moyano han acordado mejoras para enero y febrero, con aumentos del 12,5% y 21%, respectivamente. En resumen, varios sindicalistas de diferentes organizaciones coinciden en describir el año paritario con dos palabras: «incertidumbre y vértigo», resumiendo así la gravedad del presente y anticipando lo que está por venir

La Uocra acordó un 20% en enero, a revisar el 31 de enero

Compartir: