La justicia investiga quién autorizó la importación de casi 300 aviones

117
0
Compartir:

23/02/2022 LetraP.com.ar (PBA) – Nota

La causa por el rulo de divisas en la compra de aeronaves en plena escasez de dólares llegó hasta Desarrollo Productivo. Sobreprecios y fuga, en la mira.
La trama que se inició con el supuesto sobreprecio en la compra de un avión oficial para el gobierno de la provincia de Buenos Aires amenaza con convertirse en un problema para el ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas. La investigación llevada adelante por los fiscales Guillermo Marijuan y Eduardo Taiano a partir de una denuncia penal, fue mutando en las últimas horas y ya no solo busca saber los criterios que primaron a la hora de habilitar más de U$S200 millones para la compra de aviones durante 2020 y 2021 en una época marcada por la falta de dólares, sino que apunta a esclarecer si las operaciones en las que se adquirieron 289 aeronaves buscaron además fugar divisas a precio oficial mediante sobreprecios. La implicancia de la cartera productiva tiene que ver con que las autorizaciones para importar bienes de uso o de capital depende directamente de la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, en manos de Ariel Schale , uno de los funcionarios de mayor confianza de Kulfas. De hecho, durante la semana pasada, el juez federal Ariel Lijo le giró al ministro y al secretario, al igual que al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y a la titular de la Dirección de Aduanas, Silvia Traverso, el requerimiento de información de sus respectivas áreas sobre el proceso de adjudicación de divisas y de control posterior de la compra de las aeronaves.

Detrás de la causa judicial, está la sospecha de que las compras, o algunas de ellas, fueron una maniobra de sobrefacturación con el objetivo de adquirir dólares a precio oficial y mantenerlos fuera del país. Más allá del posible favoritismo que hayan tenido las empresas u organismos para conseguir divisas en una coyuntura de sequía de dólares, en Desarrollo Productivo se encendieron las alarmas porque la investigación judicial podría ampliar la base de actores vinculados a la sobrefacturación en la compra en el extranjero.

Como informó el portal Infobae, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) relevó la adquisición de 289 aeronaves, la gran mayoría realizada por compañías privadas, que implicó el desembolso de más de 200 millones de dólares. Ahora la preocupación oficial radica en si la investigación salta por fuera del campo aeronáutico y amplía la mirada sobre otros sectores que demandaron y consiguieron dólares frescos. A modo de ejemplo, este medio contó en octubre pasado que una denuncia reactivó las sospechas de maniobras similares en el mercado del seguro , con un modus operandi idéntico: se contratan servicios en el exterior, en este caso reaseguros, por un costo mayor al precio de mercado. Luego, se declara la inexistencia del producto en el país, se consiguen las divisas a precio oficial y la diferencia entre el precio de mercado y el contratado se resguarda en el exterior. Lo que indaga ahora la justicia es qué responsabilidad le cabe al funcionariado que autorizó las compras en el control y seguimiento de la operación cambiaria e importadora.

Compartir: