Líneas aéreas y agencias analizan una presentación judicial colectiva

297
0
Compartir:

29/11/2021 Clarín – Nota – El País – Pag. 18

CONTRA EL CEPO AL PAGO EN CUOTAS
Luis Ceriotto

Se reúnen hoy. En la cámara JURCA ya hablan de aviones más chicos, o de nuevos recortes de frecuencias
Este lunes está prevista una reunión entre representantes de tres cámaras empresarias, cuya actividad resultó afectada por la prohibición por parte del Banco Central de vender pasajes y paquetes turísticos al exterior financiados con cuotas de las tarjetas de crédito.

El objetivo del encuentro empresario es analizar una posible presentación colectiva ante la Justicia, contra la Comunicación «A» 7407 del BCRA. Fue esta medida la que, en la tarde del jueves, prohibió a las entidades emisoras de tarjetas de crédito que autoricen la modalidad de pagar en cuotas los pasajes y paquetes turísticos hacia el exterior. Esta nueva variantes del cepo cambiario por parte del BCRA tuvo prácticamente efecto inmediato (entró en vigencia desde las cero del viernes).

La reunión de este lunes será entre integrantes de la Cámara de Líneas Aéreas en la Argentina (JURCA), la Federación de Asociaciones de empresas de viajes y turismo (FAEVYT) y también está previsto que se sumen las entidades emisoras de tarjetas de crédito.

«Se está analizando si se hará una presentación colectiva», dijo a Clarín el titular de JURCA, Diego García.
El ejecutivo, quien es director en la Argentina de la aerolínea Air Europa, dijo además que las líneas aéreas extranjeras podrían recortar frecuencias o enviar al país aviones con menor capacidad, a consecuencia de la nueva restricción.
«Esa situación ya ocurrió en otras ocasiones. Hace pocos años nosotros en Air Europa tuvimos que pasar de un avión de 339 pasajeros a otro modelo, de 296. De un día para el otro, nuestra oferta de asientos cayó un 15%», puso como ejemplo.
La prohibición de vender en cuotas los viajes al exterior fue tomada en el marco de las medidas para restringir el acceso a los dólares del Banco Central. En este caso, la decisión fue apenas a seis horas del inicio del «Black Friday», durante el cual aerolíneas y agencias de turismo suelen ofrecer descuentos especiales.

Las agencias de turismo, en particular, son las que están empujando más para avanzar con una presentación judicial. En algunos casos, al no poder vender en cuotas, se quedaron de un momento para el otro sin la mitad de su negocio.
«El turismo emisivo (hacia el exterior del país) es entre 60% y 80% del negocio de una agencia mediana o grande. De ese negocio, más de un 60% es con algún tipo de cuota», dijo el representante de una de las cinco agencias más grandes del sector, que emplea casi 500 personas. Sólo entre las principales cinco agencias del país (Despegar, Almundo, Tucano, TTS y Ola), el plantel supera los 4.000 empleados.

Las agencias que llegaron a pie a la pospandemia debieron echar mano a las ayudas del Gobierno, como los ATP, y utilizaron reservas propias y de los accionistas para no cerrar, ya que prácticamente no tuvieron actividad en los últimos 18 meses.

Tras la apertura de las fronteras al turismo extranjero, dentro del sector habían tenido un mes de octubre con buen nivel de actividad. Pero con esta nueva restricción, en algunas agencias comenzaron a mirar el calendario para calcular hasta cuándo rige la doble indemnización.

«Esto que pasa ahora no es por la pandemia, sino porque en el Gobierno no tienen dólares. No es un hecho de Dios, como se suele decir. De modo que, si bien todavía no se puede despedir, estaremos viendo despidos o retiros voluntarios dentro de poco», agregó el ejecutivo turístico.
Tanto las líneas aéreas como las agencias advirtieron, ni bien salió la nueva norma, que iban a solicitar reuniones con funcionarios y, eventualmente, apelar a la judialización.

La FAEVYT, que representa a las más de 5.000 agencias de viajes que hay en el país salió a «repudiar» la reglamentación del Banco Central.

La entidad afirmó que «una de las medidas» que estaban evaluando era «accionar por vía judicial frente a semejante discriminación». Dijeron que, a raíz de los distintos recargos que aplica el Estado a a los turistas en el exterior (impuesto PAIS o percepción de 35% a cuenta de Ganancias), «el 65% del valor de los servicios turísticos en el exterior se lo queda el Estado en una sola cuota». El ministerio de Turismo gestionaba anoche una reunión de las agencias con el Banco Central.

Compartir: