Titular de la ANAC dice que el cupo de ingresos del exterior es para «cuidar la situación sanitaria»

65
0
Compartir:

10/07/2021 Télam – Cable de Noticias


La titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, sostuvo hoy que «el único objetivo del control del ingreso desde el exterior es para cuidar la situación sanitaria» y aclaró que la nueva decisión administrativa que incrementó los cupos por semana para regresar al país «no habla de vuelos especiales».
«Es una satisfacción que se incremente el cupo para regresar al país», explicó la titular de la ANAC en declaraciones a radio Continental, y descartó que la primera medida de reducir el cupo a 600 personas «haya sido intempestiva» en el marco de la aparición de la variante Delta de coronavirus.
Ayer, el Gobierno nacional prorrogó hoy por cuatro semanas, hasta el 6 de agosto inclusive, la vigencia del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con medidas sanitarias para mitigar el impacto de la segunda ola de coronavirus y amplió el cupo de pasajeros argentinos o residentes que pueden ingresar al país.
La Decisión Administrativa 683/21, con validez también hasta el 6 de agosto, amplió el cupo de argentinos y residentes que podrán ingresar al país por vía aérea, de acuerdo con un esquema gradual que regirá durante las próximas cuatro semanas.
Habrá 5.200 plazas disponibles para la semana del 10 al 16 de julio; 6.300 para la del 17 al 23, y 7.000 para las semanas del 24 al 30 de este mes y del 31 de julio al 6 de agosto.
También se permitirá el ingreso desde Uruguay de dos buques de pasajeros semanales, con aforo de hasta el 50% de su capacidad.
«El único objetivo que existe en la regulación es cuidar la situación sanitaria», insistió hoy la titular de la ANAC.
«Cada 15 días se hacen evaluaciones epidemiológicas y se toman decisiones sobre los vuelos porque tiene que ver con el ingreso de gente que eventualmente podría estar contagiada y de ese modo ingresar ahora de esta nueva variante -Delta- que todavía no tiene circulación comunitaria en la Argentina y que estamos previniendo», apuntó.
Además explicó: «cada medida no es única, sino que es un rompecabezas y tiene que ver con una reducción de pasajeros que permita un control sanitario en el aeropuerto que ingresa donde se le realiza un test de antígenos; luego garantizar el trasladarlo a un lugar con todos los protocolos para que realice el aislamiento; y finalmente el control de que se cumpla con la cuarentena».
Con respecto a las consecuencias de que las personas no cumplan con el aislamiento previsto, Tamburelli afirmó que «la circulación de un contagiado que todavía no se lo detectó, termina con una serie de contagios a muchas personas, que es justamente lo que se quiere evitar».
En tanto, la funcionaria destacó que «esta decisión administrativa no habla de vuelos especiales, no habla de vuelos instituciones, habla de un cupo que se va incrementando por semana».
«Los vuelos especiales se dieron cuando había una necesidad de repatriar urgente porque había varados en las terminales por culpa de las empresas. Una vez que las empresas ajustaron sus cronogramas, se ajustaron a estos cupos», precisó.
Finalmente, informó que «ya se arregló con una compañía aérea y volverán este lunes» los dos argentinos que se encuentran en Estados Unidos, luego de que la justicia fallara a favor de ellos para que regresen rápidamente debido a problemas de salud.
En declaraciones realizadas luego a Télam, Tamburrelli precisó que «no se evalúan cupos, pero sí las medidas sanitarias que se requieren tomar en función de la situación del análisis que las autoridades sanitarias hacen de la evolución de la situación epidemiológica en la Argentina».
«Con lo cual uno va a distintas medidas, entre ellas vinculadas con vuelos y con el control de los pasajeros que arriban al país en estos vuelos», expresó y sostuvo que «cada 15 días estaban revisando estas medidas de acuerdo a la dinámica de esta evolución».
La funcionaria destacó que «en esta oportunidad, para dar mayor previsibilidad a las líneas aéreas comerciales, va a durar un poco más y la vigencia va a ser hasta el 6 de agosto».
«Es optimista este incremento en el cupo de pasajeros, porque pasó de uno muy exiguo de 600 a un incremento gradual que va llegando a 5.200 semanales», manifestó y señaló que «de manera diaria superarían los 700, luego pasarían a 900 y luego a 1.000».
Así, sostuvo que «uno sigue insistiendo en que quienes tengan que viajar, si el motivo del viaje no es esencial, es preferible diferirlo» porque «esta situación tan variable de la epidemia mundial hace que cambien las medidas no solo en Argentina».
Consultada sobre cuántos argentinos esperan para regresar al país, dijo que «las estimaciones varían, porque los datos que uno puede llegar a atener tienen que ver con cantidad de argentinos en el exterior, muchos de los cuales, si se cuentan, no seria una cifra correcta porque no requieren regreso, hay muchos argentinos viviendo en el exterior».
«Algunos hablan de 25.000, pero cuando hablamos con las líneas aéreas el número es mucho menor de quienes tienen pasaje que requieren un retorno inmediato al país», expresó.
En ese sentido, dijo que «hoy tuvimos una reunión con las líneas aéreas y quedaron en enviarnos esas cantidades, luego de que varios de los pasajeros modificaran el regreso para postergarlo para más adelante por decisión propia».

Compartir: