A cinco años de los accidentes de los Max de Boeing, las familias de las víctimas siguen en el limbo

97
0
Compartir:

En los cinco años transcurridos desde que dos accidentes del Boeing 737 MAX dejaron a cientos de personas en duelo en todo el mundo, las familias que perdieron a sus seres queridos han estado librando silenciosamente una batalla legal contra el fabricante de aviones.

Ambos accidentes (que mataron a 189 personas en Indonesia en octubre de 2018 y a 157 personas en Etiopía cuatro meses después) fueron causados por un software de control de vuelo defectuoso en el entonces nuevo avión. De los cientos de demandas presentadas contra Boeing, todas menos 41 se han resuelto desde entonces mientras Boeing intentaba superar el desastre que dejó su reputación empañada y su balance hecho jirones.

Según publica el periódico The Seattle Times, si bien Boeing ha defendido públicamente sus procesos de control de calidad y su compromiso con la seguridad tras los mortales accidentes del MAX, sus abogados trabajaron a puerta cerrada para llegar a un acuerdo con las familias de los que murieron.

Los casos restantes se desarrollan mientras Boeing se enfrenta una vez más a una serie de demandas de pasajeros que culpan a la compañía por un incidente de seguridad que involucró a sus aviones MAX, y que estuvo a punto de ser un desastre.

En enero, un panel voló el fuselaje de un Boeing 737 MAX 9 en un vuelo de Alaska Airlines desde Portland. En los meses transcurridos desde entonces, decenas de pasajeros demandaron al fabricante y a la aerolínea, alegando que ambas compañías no garantizaron que el avión fuera seguro. Los abogados que representan a esos pasajeros, muchos de los cuales también representan a las familias de las víctimas de los accidentes del MAX, dicen que esperan que se presenten más demandas.

A medida que avancen los procedimientos legales, quedará más claro si Boeing puede resolver estos casos silenciosamente o si, en cambio, se enfrentará a un ajuste de cuentas público en los tribunales.

Boeing sostiene que ha tomado medidas para mejorar el control de calidad, aumentar las inspecciones en sus plantas de ensamblaje y alentar a los empleados a plantear inquietudes sobre seguridad.

Ahora, todas menos dos de las familias de las víctimas del accidente de 2018 cerca de Yakarta, Indonesia, han llegado a un acuerdo con la empresa, según los abogados de X-Law Group que representan a personas en uno de los casos restantes.

Poco después del accidente de 2019, las familias de la mayoría de las víctimas presentaron demandas contra Boeing en un tribunal federal de Illinois, donde la empresa tenía su sede en ese momento.

En 2021, dos años después, todas esas familias menos dos acordaron una estipulación con Boeing que exigía que la compañía admitiera haber cometido irregularidades y que los demandantes aceptaran no exigir daños punitivos ni exigir información a Boeing que profundizara en lo que salió mal. Tras la estipulación, Boeing admitió que había “producido un avión que tenía una condición insegura”.

Esa estipulación garantizaba pagos a cada familia para reconocer la pérdida de sus seres queridos, algo que nunca es seguro si un caso va a juicio, dijo Erin Applebaum, abogada de Kreindler and Kreindler que representa a algunas de las familias de las víctimas.

En los años transcurridos desde esa estipulación, Boeing resolvió aproximadamente 100 de los 142 casos civiles en Illinois.

El juez federal de distrito Jorge Alonso fijó tres fechas de juicio para seis casos cada una, pero cada caso se resolvió antes de llegar a esa etapa. Los detalles de esos acuerdos no serán revelados. Ahora, con 37 casos pendientes, los abogados que representan a las familias se están preparando para el próximo juicio en noviembre para determinar cuánto le debe Boeing a cada familia.

Autor: Claudio Benites – aviacionline.com – 21/04/2024
Compartir: