Aerolínea de avión siniestrado cancela hoy más de 1.900 vuelos en China

41
0
Compartir:
22/03/2022 America.infobae.com – Nota

Agencias

Pekín, 22 mar La aerolínea que operaba el vuelo que se estrelló este lunes en la provincia meridional de Guangxi con 132 personas a bordo, China Eastern, había cancelado hoy a las 12 hora local (02.00 GMT) más de 1.900 vuelos en el país asiático, informó el medio financiero Sina Finance.

Dicha cifra supone alrededor del 90 % de los vuelos que debía operar hoy en todo el territorio chino.
El aeropuerto de la ciudad sureña de Kunming, desde donde despegó el avión siniestrado ayer, también ha experimentado numerosas cancelaciones este martes: poco antes del mediodía, las autoridades del aeropuerto habían cancelado 223 vuelos, cifra que supone aproximadamente el 60 % de los vuelos que debía gestionar hoy.

La aerolínea, la segunda mayor del país por número de pasajeros, ordenó este lunes que todos sus aparatos Boeing 737-800, el modelo del avión estrellado, permaneciesen en tierra tras el accidente hasta que se tengan más datos sobre lo ocurrido, según la prensa local.

Otras empresas chinas como Shanghai Airlines y China United Airlines también decidieron dejar en tierra sus 737-800 por el momento.

Según datos facilitados por Sina Finance, 23 aerolíneas chinas cuentan con modelos 737-800 en su flota, y este martes estaban previstos 853 vuelos de dicho modelo en el país asiático.

El suceso ha provocado caídas del valor bursátil de China Eastern: sus acciones cayeron hoy un 6,15 % en la Bolsa de Shanghái y un 6,3 % en la de Hong Kong, donde también cotiza.

El avión estrellado el lunes realizaba el trayecto entre las ciudades de Kunming (suroeste) y Cantón (sureste) y despegó a las 13.15 hora local (05.15 GMT) del lunes antes de precipitarse a tierra en Guangxi a las 14.38 hora local (06.38 GMT), sin que se hayan localizado de momento ni las cajas negras ni supervivientes durante las tareas de rescate que continúan hoy.

El vuelo tenía una duración prevista de una hora y cuarenta minutos, en la que el aparato, de casi siete años de antigüedad, debía recorrer los 1.357 kilómetros que separan ambas ciudades.

Poco después del suceso, el presidente chino, Xi Jinping, pidió una investigación para esclarecer tanto las causas del accidente «lo antes posible» como otros posibles problemas de seguridad en el sector de la aviación civil. EFE

Compartir: