Argentina rechaza oferta por el Boeing 787 presidencial de México

49
0
Compartir:
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, comentó en su conferencia de prensa matutina que ofreció el Boeing 787 TP-01 al gobierno de Argentina, pero que éste lo rechazó porque su valor era muy superior al presupuesto disponible para la renovación de su aeronave presidencial.

López Obrador indicó que le ofreció a Argentina el controvertido avión presidencial mexicano porque el Boeing 757 T-01 ya había alcanzado el fin de su vida útil. «Les mandamos a decir ‘ahí está, llévense el avión nuestro’. Además, es un gobierno amigo», agregó.

El valor que AMLO le asigna al Boeing 787 «José María Morelos y Pavón» es de 110 millones de dólares y en la conferencia dio a entender que el presupuesto que Argentina tiene disponible para la renovación del avión presidencial es de sólo 30 millones. «Todavía no descartamos que nos puedan dar los 30 millones y que paguen el resto en cuotas», dijo.

López Obrador convirtió la venta del Boeing 787 Dreamliner de su predecesor una piedra angular de su campaña por un gobierno más austero. Calificó la compra del Dreamliner como un mal negocio de una época «faraónica», y si bien intentó varias veces desprenderse del avión, hasta el momento no ha tenido suerte.

El año pasado el gobierno mexicano organizó una rifa que tenía al avión como primer premio: sin embargo, la dificultad técnica que suponía entregar un avión a un ciudadano hizo que el avión se mantuviera como símbolo y que el estado mexicano sortee en lugar del avión su equivalente en dinero: 100 premios de 20 millones de pesos (950.000 dólares) cada uno.

Uno de esos premios fue ganado por una escuela de Chiapas que tenía el número 4344899, pero la fortuna de ganar se transformó rápidamente en una pesadilla, porque un grupo armado de la región les exigió que con el dinero compraran armas. Ante la negativa, fueron obligados a abandonar sus hogares por temor a las represalias.

Antes, López Obrador había ofrecido el avión a Aeroméxico: tras una reunión con directivos del operador mexicano y Delta el mandatario comentó «aproveché para ofrecerles el avión: que lo administre Aeroméxico y que lo puedan usar para viajes ejecutivos o fiesta». Si bien dijo que las compañías «lo estaban pensando», la idea no se materializó.

Actualmente, el avión está siendo administrado por la empresa militar OMM (Olmeca, Maya, Mexica), para que alquile el TP-01 para viajes largos en bodas, cumpleaños de 15 u otros eventos.

Fuente: aviacionline.com
Compartir: