Opinión: Hidalgo contra todos

251
0
Compartir:

Recordar la historia de Air Europa, desde su separación de Air Europe a cada una de las crisis que ha vivido, es recordar a Pepe Hidalgo luchando contra molinos de viento
Actualizado 16 febrero, 2023

El sobrecargo
Siempre ha sido así. Y siempre los ganadores han sido así. Si usted tiene una misión imposible por delante, lo primero que ha de hacer es convencer a los demás de que se trata de un objetivo a su alcance, que nada le impedirá lograrlo. Nunca jamás aceptar que la adversidad es insuperable y que ya no se cree con fuerzas para ganar (Juan José Hidalgo: “Air Europa va a caminar sola”).

Esto es lo que está ocurriendo hoy con Pepe Hidalgo. Y la historia le da la razón: siempre que se ha propuesto lo imposible, lo ha conseguido. Y siempre lo ha conseguido diciendo que era algo a su alcance, aunque eso provocara la risa. Incluso la suya. Recordar la historia de Air Europa, desde su separación de Air Europe a cada una de las crisis que ha vivido, es recordar a Pepe Hidalgo luchando contra molinos de viento.

La cuestión es que esto, algún día, en algún lugar, ante algún reto, se desmorona. Porque no siempre todo es posible. Y hoy es un momento en el que, siendo razonables, Pepe no tiene las de ganar.

Porque la pregunta es: ¿Cabría hoy una aerolínea independiente cubriendo las rutas de Europa a Sudamérica, enfrentada a las tres grandes del continente, a las americanas y a las del Golfo? No estamos hablando de si hay lugar para una aventurita menor, de esas que cubren unas pocas rutas durante unos años, sino para una aerolínea de ciertas dimensiones como es hoy Air Europa.

Y no sólo eso, sino que hay que preguntarse si en el actual contexto de mercado puede una aerolínea absolutamente endeudada generar el cash flow suficiente para operar y al mismo tiempo cumplir con un plan de saneamiento. Y, encima, si eso lo puede hacer en contra de los acuerdos firmados para su venta al rival, con la intromisión del Estado, uno de los principales acreedores.

Francamente, es el escenario más adverso que se pueda uno imaginar. Y es cierto que Hidalgo está haciendo lo que hizo siempre y que siempre le fue bien, incluso cuando ya estaba desahuciado.

Pero quizás un día esto deje de ser efectivo. Y eso puede ocurrir ahora.

Compartir: