Aerolíneas Argentinas: mientras se fusionan los sindicatos de pilotos, hay denuncias por despidos

136
0
Compartir:

09/02/2022 24argentina.com – Nota

Casi dos años después  de haber iniciado la unificación de los gremios aeronáuticos que nuclean a los pilotos de Aerolíneas Argentinas y de la ex Austral, APLA y UALA, se cerró este martes la fusión. Así, APLA, sindicato liderado por Pablo Biró «reabsorbió» a los más de 300 comandantes que formaban parte de UALÁ, luego de que la aerolínea de bandera integrara a la línea de cabotaje.

El traspaso se había dado en forma «orgánica»: a fines de 2020, cuando se conoció la unificación del personal de ambas empresas, el gremio de Biró había invitado a que los afilados de UALÁ opten por cambiar a APLA. Según fuentes del propio sindicato «los pilotos de la flota E-190 de AR (representados en ese momento por UALA) tomaron la iniciativa de afiliarse masivamente a APLA».

Este martes se realizó una asamblea que oficializó esta integración en la sede del sindicato de Pilotos ubicada en el barrio porteño de Almagro en la que se invitó a «todos los sectores» del sindicato. La fusión de ambos gremios fue una pulseada que llevó varios meses. Los representantes de UALÁ primero rechazaron la decisión oficial de fusionar Aerolíneas con Austral en una sola compañía y advirtieron que esto significaría el fin de su sindicato.

Mientras Biró, que es señalado por algunos sectores como «el Moyano de los aviones», sale fortalecido de esta unificación, aparecen los temores por «listas negras» del sindicato dentro de la aerolínea.
Es que recientemente se dieron dos despidos de pilotos con extendida trayectoria dentro de la empresa que no fueron justiciados por la compañía. La sospecha es que estos despidos «sin causa» en realidad responden a cuestiones gremiales.
A fines de enero, la línea de bandera despidió, sin causa, a dos pilotos: los comandantes Sebastián Favre y Eduardo Claro.
El primero trabajó 18 años Aerolíneas Argentinas, mientras que Claro se desempeño casi 30 en Austral.

Favre, tenía una pelea de larga data con el gremio de los pilotos, alineado al oficialismo.
En 2018 y en medio de una seguidilla de paros que APLA hizo durante la gestión del ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, Favre se negó a leer una proclama gremial en pleno vuelo. Eso le valió el mote de «carnero» y según él fue el comienzo de una larga seguidilla de presecusiones y amenazas.

Favre incluso inició una causa penal contra el sindicato de pilotos y en 2020 la justicia falló en su contra.
El otro desvinculado, Claro, había sido el último director de la PPP (Programa de Propiedad Participada) de Austral, y se había opuesto férreamente a la fusión de ambas empresas estatales. quien cometió el “pecado” de oponerse a la fusión de ambas empresas estatales.

Aunque en la empresa niegan que estos despidos se deban a cuestiones gremiales o políticas, circula el rumor de que la gerencia de recursos humanos tendría en carpeta una lista con otros 25 nombres de pilotos «disidentes» que podrían salir de la compañía de la misma forma que Claro y Favre.
Consultados por Clarín, fuentes de Aerolíneas Argentinas negaron cualquier tipo de ajuste: «Somos una empresa con 10.500 empleados, todo el tiempo hay ingresos y salidas de personal, pero se deben a cuestiones puntuales de cada caso», afirmaron.
La semana pasada, en una conferencia de prensa, Fabián Lombardo, director comercial de la línea aérea, aseguró que la recuperación de la actividad postpandemia serviría pare recortar los números rojos de la empresa: “Con una programación normal debería bajar el nivel de subsidios. El año pasado representaron US$ 682 millones y el anterior, US$ 600 millones», afirmó.

«La recaudación de la compañía, que está en un 30 o 40%, debería mejorar y eso debería mejorar los subsidios. Después hay variables externas que no manejamos, como el costo del combustible, que aumentó en un año un 90%”, había dicho el ejecutivo, quien reconoció que el salto del dólar complica los números de la compañía: «El 80% de los costos son en dólares», dijo.

Compartir: