El debate en comisión, entre el malestar sindical y el duro planteo empresario

123
0
Compartir:

16/01/2024 La Nación – Nota – Política – Pag. 7

Delfina Celichini

Héctor Daer ratificó la convocatoria al paro del 24 de este mes; fuerte reclamo a los legisladores.
Luego de que un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados recibiera a representantes de la sociedad civil y organizaciones sectoriales alcanzados por la ley ómnibus, el oficialismo accedió a abrir la discusión del megaproyec- to de 664 artículos, tras aceptar un planteo de legisladores de la oposición, especialmente de Unión por la Patria (UP) y la izquierda.

La cumbre comenzó con un clima enrarecido tras las declaraciones del presidente Javier Milei, quien instó a los diputados a avanzar con la ley y anticipó que podría adoptar una postura más dura si la norma no lograra los votos necesarios para aprobarse en el recinto.

La Libertad Avanza (LLA) no descarta aprobar antes del 25 de enero el proyecto para darle tiempo al Senado a sancionarlo dentro del período extraordinario de sesiones, que vence el 31 de enero. Sus planes, sin embargo, pueden chocar en el Congreso.

Si bien la mayor parte de los más de 60 expositores fueron críticos de la iniciativa del Gobierno, la intervención más política fue la de Héctor Daer, de la CGT, quien advirtió que «la institucionalidad de la Argentina hoy depende de esta casa», en alusión al Congreso. Argumentó que la iniciativa «se fundamenta en falacias como que el país es un aquelarre para plantear la emergencia en todos los aspectos de la vida y la sociedad».

«Cuando se propone debatir todo es que no se quiere debatir nada. Hay que frenar la ley ómnibus y suprimir la vigencia del DNU en cada una de las Cámaras. La insti- tucionalidad hoy depende de esta casa y por eso el 24 [de enero] vamos a venir a apoyarlos para decirle no a la ley y no al DNU», subrayó el sindicalista, acompañado de Norberto Di Próspero, secretario general de la Asociación del Personal Legislativo (APL).

Daer cuestionó la delegación de facultades del Congreso por cuatro años. «Algo nunca visto en el país», observó. Criticó también el paquete de privatizaciones de empresas del Estado y advirtió sobre los perjuicios de dejar de lado «el patrimonio estratégico». Y enfatizó que «no se puede dejar a discrecionalidad el ajuste jubilatorio».

Daer aprovechó el espacio frente a los legisladores para pronunciarse sobre el DNU que desregu- la la economía, genera cambios en derechos laborales y limita la protesta. «El artículo 654 de la ley ómnibus habla de la ratificación del ilegal e ilegitimo DNU. El capítulo cuatro no ataca privilegios, ataca derechos individuales, colectivos y restringe la acción sindical en el mayor momento de vulnerabilidad del país», dijo, al llamar a «consolidar su institucionalidad democrática».

En la misma línea, Hugo «Cachorro» Godoy, secretario general de la CTA Autónoma, puso el foco en «condenar la suma del poder público que está implícita en el DNU y explícita en el proyecto de ley».

Ambas intervenciones se dieron en la antesala del paro general convocado para el miércoles 24, que incluirá una movilización al Congreso.
Las centrales sindicales se oponen principalmente a los cambios en la ley laboral que trae aparejado el decreto de Milei, y que incluyen nuevas alternativas a la indemnización por despido, la eliminación de las multas a los empleadores por falta o deficiente registración laboral, la desregulación del finan- ciamiento a las obras sociales de los sindicatos y restricciones a la huelga para distintos sectores como el de salud y el educativo. En las últimas semanas, estas medidas fueron frenadas por cautelares dictadas por distintos tribunales.

Momentos de tensión Las chicanas, gritos y discusiones tuvieron su punto cúlmine con la intervención de Rodolfo Llanos, por la Asociación de Emprendedores, quien acorraló a los diputados en el plenario.

«El señor que tienen delante con traje es una persona que sabe lo que es dormir en la calle, esperar que McDonald?s tire la comida para comer. Sabe lo que es que alguien te ofrezca sexo a cambio de un plato de comida. Los escucho cuando hablan de pobres, pero este señor sufrió la pobreza», resumió. Y agregó: «Ustedes forman parte de la conducción de un país que llevó a la mitad de la población argentina a la pobreza […] el momento de poner de pie al país, son nuestros representantes. Están para que los argentinos puedan pagar una pieza donde vivir. Reaccionen».

Frente a la tensa situación, el jefe de bloque kirchnerista, Germán Martínez, pidió orden al presidente del plenario y señaló fuera de micrófono: «El debate no está planteado en estos términos».

Compartir: