KLM y Air France aumentan la proporción de SAF en sus vuelos para reducir el impacto ambiental

101
0
Compartir:
KLM anunció que incorporará un 0,5% de combustible de aviación sostenible en sus vuelos operados desde el Aeropuerto de Amsterdam-Aeropuerto Schiphol-Amsterdam para estimular el mercado del SAF en la aviación.

Según la compañía, si bien ha crecido la utilización de SAF en sus operaciones, el porcentaje alcanzado todavía no representa la cantidad a la que apuntan, ya que por el momento no alcanza el 1% del total de combustible consumido.

“Somos conscientes de que la mezcla estándar del 0,5% en los billetes de pasajeros es un paso muy pequeño pero importante, en la dirección correcta, y esperamos que otras aerolíneas lo sigan pronto. Tendremos que trabajar con todas las partes que nos rodean y encontrar soluciones e innovaciones sólidas para abrir aún más el mercado de SAF”, asegura el comunicado emitido por KLM.

Tal como venimos informando, la utilización de SAF no requiere modificaciones en la aeronaves ni en la infraestructura de distribución de combustible, y su utilización representa una reducción de hasta un 80% en las emisiones de CO2 respecto de los combustibles convencionales. No obstante ello, según señala la aerolínea “los costos de la variante de combustible sostenible son al menos cuatro veces más altos y la producción se está quedando atrás. Al aumentar la demanda, KLM espera desarrollar aún más el mercado de SAF para que el suministro se amplíe y el combustible sostenible finalmente se vuelva más barato”.

Puntualmente KLM se compromete a profundizar sus esfuerzos para alcanzar varios objetivos de sostenibilidad a los cuales ha adherido, entre ellos las emisiones netas cero de CO2 para 2050, convenida en el Acuerdo Climático de la ONU firmado en París. Respecto al combustible de aviación sostenible, la compañía aseguró que “nuestro objetivo, si queremos alcanzar nuestros propósitos climáticos, consiste en llegar a utilizar un 10 % de SAF en 2030”.

Para ello, lanzó dos nuevas iniciativas:

  • SAF incluido en el boleto: a partir del 22 de enero, todos los billetes adquiridos para vuelos que parten desde Ámsterdam incluirán una contribución destinada a pagar SAF. El cargo será de entre 1 y 4 euros en clase Economy.
  • CO2ZERO: El programa de compensación de emisiones, centrado en la reforestación, ahora suma la posibilidad de comprar más SAF, para reducir la proporción de combustibles convencionales utilizados.

A pesar de que incluir un cargo adicional en el boleto pueda no ser bien recepcionado por algunos clientes, es evidente que los viajeros también forman parte de la industria que emite dióxido de carbono al ambiente. La buena noticia es que paralelamente va tomando relevancia el número de pasajeros, proveedores y empleados de las aerolíneas que sí están dispuestos a hacer un esfuerzo para reducir el impacto ambiental de las operaciones.

Air France

La socia de KLM, Air France, también anunció nuevas medidas orientadas a promover la sostenibilidad de la industria. Según informa, entre 2005 y 2019 la aerolínea redujo sus emisiones de CO2 en un 6%, y ahora está trabajando para alcanzar el 15% hacia 2030.

Anualmente, Air France invierte mil millones de euros destinados a renovar su flota, manteniendo en operación aviones modernos y eficientes en el consumo de combustible, pero con ello no alcanza y es necesario buscar alternativas que reduzcan la contaminación.

Dado que la legislación francesa empieza a exigir a partir de este año la incorporación de, al menos, un 1% de SAF en todos los vuelos que partan desde el país, a partir del 10 de enero Air France también incluirá un cargo de contribución al “Combustible de Aviación Sostenible”.

Según estimaciones de la aerolínea francesa perteneciente al grupo Air France-KLM, en 2022 se integrarán más de 15.000 toneladas de SAF a sus operaciones, lo que representa 10 veces más que en 2021 y el doble que la cantidad exigida.

Fuente: aviacionline.com

Compartir: