Los trabajadores alemanes exigen aumentos salariales en la mayor huelga en décadas

227
0
Compartir:

Alemania vive la mayor huelga del país en décadas. La han convocado los sindicatos de transporte, que piden aumentos salariales para combatir la inflación. Debido a esta jornada de paros, este lunes aeropuertos y estaciones de tren han amanecido este lunes sin pasajeros. Los trabajadores exigen un aumento salarial del 10,5 %.

La huelga de 24 horas convocada para hoy por el sindicato del sector servicios ver.di y el del ferrocarril EVG ha paralizado el transporte de trenes de larga distancia y regionales y afecta también a aeropuertos, al transporte público local en siete estados federados y los puertos y esclusas para el transporte marítimo.

Según EVG, desde primeras horas de la mañana ya se han sumado a la huelga más de 30.000 trabajadores de unos 350 centros de toda Alemania.

El director de negociación colectiva de la EVG, Kristian Loroch, señaló que “la república se alza, porque los empresarios se niegan”.

“Hoy estamos en huelga porque en la negociación colectiva, a pesar de la tensa situación financiera de muchos trabajadores, no se nos presentó nada sobre lo que pudiéramos negociar seriamente”, afirmó, citado por la cadena ntv.

Desde la estación central de Berlín, un portavoz de los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn (DB) señaló que “la megahuelga de EVG esta paralizando el país”, y señaló que al igual que en la capital alemana, las estaciones de toda Alemania están vacías.

“Millones de pasajeros que dependen de autobuses y trenes están sufriendo las consecuencias de esta huelga excesiva y exagerada”, agregó, y recordó que “no todo el mundo puede trabajar desde casa”.

Apeló al sindicato a “volver rápidamente a la mesa de negociaciones” y calificó de “muy desconcertante que ya estén de huelga” y sólo estén dispuestos a negociar de nuevo dentro de cinco semanas.

“Una solución a este conflicto salarial sólo puede encontrarse en la mesa de negociaciones y nosotros hemos puesto una oferta sobre la mesa”, aseguró, al tiempo que reconoció que las posturas todavía están muy alejadas.

El líder de Verdi, Frank Werneke, por su parte, defendió la huelga de advertencia en el sector del transporte en Alemania al inicio de otra ronda de negociaciones colectivas para el sector público.

“La jornada de huelga en el sector del transporte pretende dejar inequívocamente claro una vez más a la patronal que los trabajadores apoyan claramente nuestras reivindicaciones”, declaró.

Desde la media noche, unos 350.000 trabajadores de diversos sectores de todo el país -120.000 afiliados a ver.di y 230.000 empleados del ferrocarril y de los autobuses de larga distancia- están convocados a una huelga de advertencia de 24 horas.

El sindicato ver.di y la asociación de funcionarios dbb exigen un aumento salarial del 10,5 % en 12 meses -al menos 500 euros más- para los 2,5 millones de empleados de la administración local y federal, mientras que la patronal rechaza una cantidad mínima y ofrece un 5 % más en 27 meses.

EVG tiene previstas nuevas conversaciones con las distintas empresas ferroviarias a partir de mediados de semana, mientras que las negociaciones con Deutsche Bahn continuarán sólo después de Semana Santa.

Las negociaciones para el sector publico afectan también a los aeropuertos por los empleados municipales, pero también las locales para los servicios de tierra, así como las conversaciones a escala nacional para la seguridad aérea.

Fuente: enorsai.com.ar

Compartir: