Lufthansa quiere las ayudas sin intromisiones en la gestión

634
0
Compartir:

MIENTRAS EL GOBIERNO ALEMÁN PIDE UNA CUARTA PARTE DEL CAPITAL

Lufthansa ya amenazó el jueves diciendo que podría quebrar en cualquier momento si no había acuerdo
Los 9.000 millones de euros que podría recibir para paliar la crisis del coronavirus no llegan a concretarse.

Todos sabemos que, al final, habrá acuerdo. Pero por el momento, el Gobierno alemán y Lufthansa están a la greña y amenazándose, mientras las compañía sugiere que puede estar a un paso de presentar la quiebra.

La razón de que las negociaciones se prolonguen sin resultado es que Alemania quiere entrar en el capital de Lufthansa. Dinero a cambio de poder, afirma el gobierno. Y por eso, los nueve mil millones de euros que podría recibir para paliar la crisis del coronavirus, no llegan a concretarse.

El jueves por la noche, Lufthansa ya amenazó, diciendo que podría quebrar en cualquier momento si no había acuerdo. Y dejó filtrar que el gobierno alemán quería entrar en el capital y participar con un veinticinco por ciento de las acciones, reduciendo así aún más el valor de las acciones y empobreciendo a los propietarios de la compañía.

Este viernes las conversaciones continuaron a paso muy lento. Pero Carsten Spohr, el director general del grupo, hizo público el discurso que pronunciará a la Junta de Accionistas, que tendrá lugar este martes, y allí queda claro que “nosotros –por Lufthansa—hemos sido golpeados por la crisis, no por un fallo nuestro. Por lo tanto, necesitamos apoyo del gobierno, pero no necesitamos gestión gubernamental”.

La prestigiosa revista Der Spiegel publica en su último número que el gobierno podría estar pidiendo incluso algo más del 25 por ciento del capital. Algunas fuentes periodísticas ponen en boca de portavoces del gobierno que no van a dar el dinero sin más.

El Gobierno alemán es una coalición de conservadores y socialdemócratas. Estos últimos habían exigido que la ayuda fuera acompañada de contrapartidas (Lufthansa está al borde de la quiebra y pedirá un rescate de 10.000 millones).


Compartir: