Pelea en los cielos británicos: CEO de Ryanair vuelve a pedir la cabeza del máximo responsable de NATS

105
0
Compartir:

El CEO de Ryanair, Michael O’Leary, ha hecho un llamado enfático para la renuncia o destitución de Martin Rolfe, CEO de NATS (proveedor británico de servicios de navegación aérea), tras un informe de la Civil Aviation Authority que detalla graves fallos durante el colapso del sistema en agosto de 2023.

Los comentarios de O’Leary destacan una situación donde, “durante los últimos 5 años, el control de tráfico aéreo del Reino Unido ha presentado repetida escasez de personal y averías en el sistema“, ilustrando un patrón de negligencia que ha culminado en interrupciones significativas. Su crítica no es solo un reflejo de fallos pasados sino una advertencia grave de potenciales futuras crisis bajo el mismo liderazgo.

Los hallazgos del informe de que no había “preparación previa, plan de respaldo, ni ingenieros de guardia” pintan la imagen de una organización desastrosamente despreparada para emergencias, situación que O’Leary ridiculiza al destacar que los ingenieros estaban “sentados en casa en sus pijamas“. Este comentario, aunque humorístico, subraya un serio problema de preparación y capacidad de respuesta dentro de NATS, cuestionando la competencia del liderazgo en la gestión de crisis.

La crítica más mordaz de O’Leary viene con la revelación de que Martin Rolfe “engañó al Parlamento” sobre la escala de la interrupción, con O’Leary señalando que, en lugar de los 575 retrasos de vuelos reportados, “más de 700,000 pasajeros fueron afectados“.

Mirando hacia adelante a la presentación de Rolfe en la Airspace World 2024 Conference sobre “Gestión de Crisis en ATM: Asegurando la Continuidad del Negocio”, O’Leary predice sarcásticamente que podría ser “una de las presentaciones más cortas en la historia de la conferencia”, dada la trayectoria de Rolfe.

O’Leary concluye con un llamado directo a la acción, afirmando, “La única manera de que Martin Rolfe pueda asegurar la continuidad del negocio para el control de tráfico aéreo del Reino Unido, es renunciar o ser reemplazado por alguien competente“.

Fuente: aviacionline.com

Compartir: